Lóbulo frontal

Definición

El lóbulo frontal es la zona del cerebro que se localiza en la parte más anterior de la cabeza, y es esencial para el ser humano ya que trabaja en planificar y coordinar el comportamiento social de cada individuo. Por lo tanto, cuando se producen lesiones en esta región cerebral se manifiesta con alteraciones en la personalidad y con otros signos clínicos.

El cerebro es la estructura del encéfalo que ocupa más espacio en la cavidad craneal, y que se encuentra formado por dos hemisferios cerebrales. Los cuales se dividen en zonas más pequeñas, llamadas lóbulos del cerebro. Estos se conocen como lóbulo frontal, temporal, parietal, occipital y la ínsula. 

"El lóbulo frontal es la parte del cerebro que tiene la capacidad de planificar el comportamiento, movimiento, memoria e incluso la conducta del individuo "

¿Dónde está el lóbulo frontal?

El lóbulo frontal es que el presenta mayor tamaño y dimensión, en comparación con todos los demás. Por que es el que ocupa más espacio y se localiza en toda la parte anterior de cada hemisferio cerebral.

¿Cómo funciona el lóbulo frontal?

La parte frontal del cerebro funciona gracias a las dos partes principales, las cuales cada una tiene funciones específicas pero que se complementan unas a otras. Ahora bien, una de esas partes es la corteza motora la cual se encarga principalmente de los movimientos que tienden más a la debilidad muscular, ya que no son posturales, y también se encarga del habla y postura. Por el otro lado, se localiza la corteza prefrontal que es más amplia y que tiene relaciones con muchas estructuras cerebrales.

Así mismo, en su anatomía presenta la relación con el cuerpo calloso, la cisura de Rolando, la cisura de Silvio y con la región ósea del frontal.

¿Qué controla el lóbulo frontal?

Como ya sabemos, el lóbulo frontal se divide principalmente en dos partes principales. Posteriormente, cada una de ellas se fragmenta también en otras más pequeñas, cada una con funciones especiales.

En el caso de corteza motora, esta se divide y controla las siguientes funciones:

  • Corteza motora primaria: es el lugar del homúnculo motor, por lo que se encarga de los movimientos voluntarios.
  • Corteza premotora: se encargan del control de los músculos que se localizan más próximos.
  • Área motora suplementaria: se enfoca en el movimiento del tronco y también complementa a la función del área anterior.
  • Campo ocular frontal: solo se enfoca en la información motora de los ojos.
  • Área de Broca: es una zona muy importante, ya que es la que se encarga del habla.

En cambio la prefrontal trabaja en la adaptación al cambio, moral, ética, memoria, emociones, capacidad para seguir un objetivo o meta, adquirir nuevas conductas, tomar decisiones, lógica, atención, entre otras más.

¿Qué pasa si se daña el lóbulo frontal?

Así como cada parte del lóbulo frontal tiene una función específica, cuando se produce un daño cerebral se van a presentar diversos signos y síntomas, siempre teniendo en cuenta si se lesiono el prefrontal o la corteza motora.

"El lóbulo frontal puede verse afectado por múltiples lesiones, las cuales producen alteraciones en la memoria, atención, comportamiento, habla y personalidad"

En conclusión, las lesiones que más producen daño a los lóbulos frontales son tumores, golpes en la cabeza, ACV, procesos infecciosos y enfermedades que degeneran las células nerviosas. En consecuencia, se puede presentar Afasia de Broca, apraxia, autismo, epilepsia, alteraciones en el movimiento, cambios en el comportamiento social, demencias, e incluso las lesiones de los lóbulos frontales pueden producir esquizofrenia y trastornos de personalidad.

Pulse aquí para obtener información sobre el daño de los lóbulos frontales que se manifiesta con Apraxia.