Suelo o piso pélvico

Definición

El suelo pélvico es el grupo de músculos y ligamentos que permiten el cierre de la cavidad abdominal inferior, estos se encuentran en la base de la pelvis.

La pelvis está conformada por la unión de los huesos coxales, el sacro y el cóccix, estas estructuras permiten la unión entre el tronco y las extremidades inferiores. La pelvis posee características diferentes entre el hombre y la mujer, esto se debe particularmente al proceso de gestación y parto que ocurre en la mujer. 

"Grupo de músculos y ligamentos que permiten el cierre de la cavidad abdominal inferior."

¿Cuáles son los músculos que conforman el suelo pélvico?

Los músculos que integran en el suelo pélvico se dividen tres planos, uno de ellos es el plano superficial integrado por los músculos bulbocavernosos, isquiocavernosos, transverso superficial y esfínter externo. 

Por otra parte en el plano medio se encuentran el esfínter estriado de la uretra y el músculo transverso profundo. Y por último en el plano profundo los músculos elevadores del ano (pubo-coccígeo, ilio-coccígeo y puborectal). 

Todos estos grupos musculares permiten cerrar la parte inferior de la cavidad abdominal y para ello se insertan en el coxis y en el pubis. 

¿Qué función cumple el suelo pélvico?

La principal función del suelo pélvico es mantener y sostener los órganos que se encuentran en la pelvis en una posición correcta para su normal funcionamiento, estos son denominados órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto). 

Además también es responsable del control de continencia urinaria y anal, mediante el equilibrio entre las presiones intraabdominales, el cierre y la apertura del esfínter para vaciarlo o retenerlo en un momento indicado. 

Asimismo interviene en el parto y actúa de forma conjunta con los músculos de la zona lumbar permitiendo la estabilidad de la misma.

"La función del suelo pélvico es mantener y sostener los órganos que se encuentran en la pelvis."

¿Cuáles son las lesiones que puede sufrir el suelo pélvico?

Al existir una alteración en el tono muscular de los músculos que conforman el suelo pélvico se pueden presentar diferentes problemas en esta estructura entre ellas el prolapso de los órganos pélvicos por el conducto de la vagina, lumbalgias, incontinencia urinaria y fecal y disfunciones sexuales. 

El trabajo de parto es una de las situaciones que generan la debilidad del suelo pélvico, por lo que su fortalecimiento postparto es indispensable para la prevención de las disfunciones del suelo pélvico. 

¿Cómo se fortalece el suelo pélvico?

En la actualidad existen diversas técnicas y métodos aplicados por la fisioterapia para ayudar en el fortalecimiento del suelo o piso pélvico. Algunas de ellas son la gimnasia abdominal hipopresiva GAH, los ejercicios de Kegel, el método 5P y otras técnicas como la electroestimulación, biofeedback, etc. 

El fortalecimiento postparto de la musculatura del suelo pélvico es sumamente importante, debido a que después de la ardua labor durante el embarazo y el parto esta musculatura suele debilitarse, ocasionar alteraciones y disfunciones del suelo pélvico como la incontinencia urinaria y los prolapsos uterinos.