Espasmo o contracción involuntaria

Definición

Un espasmo o calambre es una situación que se presenta en los músculos a veces sin motivo aparente, y durante el cual las fibras se contraen sin ninguna intención por parte de la persona. Por lo que al momento de su aparición suele ser incómodo para el individuo.

Los músculos son estructuras que están compuestas principalmente de tejido y de miocitos, por lo que tienen la capacidad de contraerse y de producir posteriormente un movimiento. Pero estos aunque se contraen de forma voluntaria, existen ocasiones como son los espasmos, que se generan contracciones de forma involuntaria.

"Es una situación que se puede aliviar con medicamentos y con tratamiento médico"

¿Cuánto tiempo dura un espasmo?

Aunque los espasmos musculares no tienen un tiempo determinado, si puede variar de acuerdo a la causa de aparición. Por ejemplo, los que se producen más comúnmente tienden a durar varios minutos y suele ceder cuando se estira el músculo.

Esto debe tenerse claro, ya que existen otras patologías, como lo son las contracturas, que también afectan al músculo pero que si permanecen por más tiempo.

¿Por qué dan espasmos musculares?

Generalmente, el espasmo muscular se produce porque se ha realizado mucho esfuerzo físico y el músculo se encuentra agotado o también puede ser porque las sustancias que deberían ser eliminadas del interior del tejido, se mantienen en exceso.

Así mismo, existen otras causas como lo es el consumo de ciertas sustancias nocivas, que tienen como consecuencia la contracción de los órganos abdominales.

¿Cómo se producen los espasmos?

El espasmo muscular se puede producir por diferentes causas, pero en general este se manifiesta con la contracción, episodios de dolor, además la región se muestra sensible a la palpación y más prominente que los músculos que no están presentado el calambre.

¿Qué enfermedades producen espasmos?

Aunque es una condición que se presenta mayormente por sobre esfuerzo o por falta de oxígeno en el tejido muscular, existen ciertas enfermedades y patologías que pueden predisponer a la persona a padecer de espasmos.

Esas enfermedades incluyen, espasmos esofágicos, laríngeo, hemifacial, distrofia, esclerosis y la miastenia gravis.

"Si los síntomas aparecen frecuentemente es recomendable consultar con un médico"

Entonces, debido a que es una situación médica que puede estar causada por otras enfermedades, cuando se presentan de manera recurrente es importante que la persona sea atendida por un médico y que se realice el tratamiento más indicado para los síntomas presentes.

Pero en caso de que sea solo por sobreesfuerzo físico, existen medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas; así como también la fisioterapia a través de su tratamiento puede ayudar a disminuir el dolor producto de los espasmos.