Reflejo del escalón o de colocación

Definición

El reflejo de escalón o también llamado de colocación es una respuesta motora que se produce solamente con la estimulación de la parte anterior de las piernas o los brazos, y que se presenta en los recién nacidos.

Los reflejos primitivos o innatos son respuestas automáticas e involuntarias que se producen solamente en los bebés, desde que son recién nacidos hasta que cumplen el primer año. Estos de acuerdo a la estimulación con que se activan, se clasifican en vestibulares o táctiles.

"Es un reflejo que aparece en el recién nacido y que se mantiene aproximadamente hasta los 4 meses"

¿Cuáles son las características del reflejo del escalón?

Al igual que todos los reflejos que se manifiestan por estimulación táctil, este tiene la característica de que solo aparece cuando se presiona la parte del cuerpo que desencadena la respuesta motora. Además, cuando se realiza debe generar un movimiento simétrico cuando se comparan ambos miembros estimulados.

¿Cómo se valora el reflejo del escalón?

Para valorar este reflejo, se debe sostener al bebé por las axilas mientras se busca de contactar el borde de alguna superficie firme con la parte anterior de la tibia en el casos de las piernas, y el cúbito cuando se valoran los brazos. Esto desencadena que el bebé levante la extremidad y que se coloque encima de la superficie.

¿Cuándo aparece el reflejo del escalón?

Es un reflejo que aparece en el bebé recién nacido, y que se mantiene durante un tiempo, mientras se va integrando al sistema nervioso central, específicamente a la médula espinal.

¿Cuándo desaparece el reflejo del escalón?

Estos reflejos tienden a desaparecer de 3 a 6 meses, y en el caso del reflejo de colocación se va disipando aproximadamente a los 4 meses. Lo cual indica, que ya se logro la integración al sistema nervioso.

"Es similar al reflejo de marcha automática"

Otros reflejos táctiles son el de succión, de búsqueda, marcha automática, prensión palmar y plantar.