Cabeza del radio o cúpula radial

Definición

La cabeza del radio o también llamado cúpula radial, es una estructura ósea que forma parte de la anatomía del hueso de antebrazo (radio), y que tiene como principal característica ser prominente con respecto a las otras zonas del radio. Así mismo, es importante mencionar que, como forma parte de la articulación del codo, funciona como puente entre el hombro y la mano, es decir que se encarga de transmitir los movimientos que suceden en el hombro y que se envían a la mano y viceversa. 

La anatomía del codo, brazo, muñeca y mano es muy compleja, debido a la cantidad de estructuras (ligamentos, tendones, músculos, arterias, venas, nervios), que se ubican en el área, es decir, que cuando ocurre una lesión en la zona, puede llegar a ocasionar disfuncionalidad en el miembro superior y cambios en las actividades de la vida cotidiana.

En los infantes, podemos observar con mayor frecuencia, lesiones, como fracturas y luxación en la cúpula radial del codo y en la mano, todo eso debido a que en esa edad, los niños juegan y en ocasiones, no saben determinar cuando la actividad se convierte en un peligro para su salud. Es por esa razón, que en el siguiente artículo daremos información sobre las lesiones más comunes del codo (fracturas y luxaciones), específicamente en la zona radial que se articula con el húmero.

“Parte importante del codo que se altera frecuentemente por fracturas y que requiere un tratamiento de rehabilitación”

Para que la cúpula radial se pueda mantener en su posición, es necesario que sea sostenida por otra estructura ósea del radio, conocido como el cuello, e igualmente necesita de numerosos ligamentos que permiten el desplazamiento correcto de los huesos de la zona. Ya que es una zona sensible a cualquier lesión (especialmente a fracturas y luxaciones), es importante tener cuidado con las actividades que se realizan día tras día, para evitar cualquier alteración en el codo. 

¿Qué significa cabeza del radio?

Para describir el término cabeza del radio, definimos primero el vocablo cabeza, el cual de acuerdo a la lengua latín “capitia” es la zona superior o extremidad de alguna otra cosa; además en la antigüedad era utilizado para describir aquellas personas que eran los líderes de la época. 

En cuanto a la palabra radio, era aquella utilizada para describir al hueso ubicado en el antebrazo, y según el latín “radius” era el término designado para los elementos óseos de gran longitud que tenían las aves en sus alas.

Ahora bien, cuando unimos las dos palabras anteriores, nos damos cuenta que es aquello utilizado para nombrar la parte más alta de un hueso largo, en este caso del radio. 

¿Dónde está la cabeza del radio?

La cúpula radial, está localizada en uno de los huesos del antebrazo (radio), específicamente forma parte de la superficie que se encuentra superiormente, y que está cercana al cuello del radio y a la tuberosidad bicipital, la cual sirve de anclaje para el músculo del bíceps. 

“La cabeza o cúpula radial está ubicada en la articulación del codo, y debido a su localización es susceptible a lesiones como las fracturas, que ocasionan dolor y requieren de un tratamiento para el alivio de los síntomas”

¿Con que se articula la cabeza del radio?

La cabeza del radio, al poseer en su parte lateral, una superficie redondeada es que puede conectarse con la cavidad sigmoidea menor del cúbito, y por eso se forma la articulación radiocubital proximal o también llamada superior, que se encarga de los movimientos de prono-supinación del antebrazo. Así mismo, se fusiona con el húmero por su zona superior para formar la articulación humeroradial y permitir los movimientos de flexión y extensión del codo. 

“El codo está conformado por 3 articulaciones importantes, la articulación radiocubital proximal, la humeroradial y la humerocubital”

¿Cuáles son las lesiones de la cabeza del radio?

Los dos problemas principales que lesionan a la cabeza del radio, son las fracturas y las luxaciones o subluxaciones, las cuales están causadas por traumatismos, caídas y tracciones muy fuertes.

Generalmente, los niños son los más propensos a presentar alguna de estas patologías debido a las actividades que realizan día a día y a las tracciones que realizan los adultos con sus brazos. Las características clínicas más importantes que podemos encontrar en caso de fractura y luxación son el dolor en el codo, deformidades e incapacidad funcional. 

La lesión del brazo, codo, muñeca y mano debe ser evaluada exhaustivamente, para determinar los movimientos que se encuentran limitados, y después realizar el tratamiento adecuado, buscando la presencia de fractura en la zona radial o algún otro problema.

Así mismo, después de la evaluación y de determinar el daño causado en el codo, se debe comenzar el tratamiento destinado a corregir el desplazamiento del hueso, la luxación o de cualquier otra lesión, y de aliviar el dolor.

“Las lesiones más comunes en el codo son las fracturas y luxaciones” 

Usualmente, el tratamiento que se utiliza para enmendar el daño ocasionado por la fractura o fracturas, dependerá del tipo de fractura, la edad del paciente y de qué tan comprometida se encuentra la zona. Es decir, que mientras más lesionada se encuentre el área, mayor será el tiempo de recuperación. 

Tanto en los niños como en adultos las fracturas pueden ser reparadas mediante procedimientos quirúrgicos y con la posterior aplicación de un tratamiento rehabilitador enfocado en disminuir el dolor, recuperar la fuerza muscular y en que el paciente pueda regresar a realizar las actividades de la vida cotidiana que se vieron afectadas por la fractura.

Más información sobre las lesiones de codo.