Corticoides o corticoesteroides

Definición

Los corticoides o también llamados corticoesteroides son un tipo de fármaco que actúa en el organismo con funciones semejantes a las hormonas, por lo que en dosis correctas logra efectos positivos en los procesos inflamatorios que son producto de otras enfermedades.

Los medicamentos son sustancias creadas por el ser humano, con el propósito de disminuir efectos secundarios producto de enfermedades. Estos dependiendo de sus componentes van a actuar en diferentes órganos, sistemas y tejidos.

"Los corticoides son medicamentos que son usados como tratamiento en diferentes enfermedades y trastornos"

¿Cómo actúan los corticoides?

Los corticoides se encargan de detectar cuales son los tejidos y estructuras corporales que se encuentran afectadas por procesos inflamatorios o por enfermedades auto inmunes. Por lo que una vez en el lugar realiza un trabajo parecido a las hormonas cortisol y aldosterona, para disminuir y atacar los procesos que se encuentran destruyendo la región.

¿Qué medicamentos tienen corticoides?

Los corticoides se encuentran destinados y diseñados como tratamiento para las alteraciones del sistema inmunológico y para la inflamación que se produce en el sistema respiratorio, en la piel, articulaciones, alergias; por lo que los medicamentos que incluyen estos componentes son la prednisona, betametasona, hidrocortisona, dexametosona y la cortisona.

¿Para qué sirven los corticoides?

Los corticoides son usados como tratamiento para disminuir los procesos inflamatorios y trastornos del sistema inmunológico. Entonces debido a sus amplios efectos tisulares, es usado en diferentes dosis y presentaciones para tratar el asma, alergias, edema cerebral, EPOC, artritis, tendinitis, cáncer, tumores cerebrales y la conjuntivitis.

Pero aunque es un tratamiento que gracias a sus diversas dosis es capaz de ayudar a gran cantidad de pacientes, también los corticoides pueden producir efectos secundarios que en ocasiones no son agradables para el paciente.

"Aunque los corticoides en sus dosis recomendadas produce múltiples beneficios, existen casos que pueden generan efectos secundarios"

Por lo tanto, debido a la presencia de los efectos secundarios, es importante que el médico le explique al paciente cuales pueden ser las consecuencias del consumo de este medicamento. Entre esos efectos, vale la pena recalcar los problemas de ansiedad, edema, hipertensión, se tardan más en recuperarse las lesiones tisulares, pérdida de tejido óseo y problemas gástricos.

Así mismo, el médico debe informar a la persona que existen casos como la diabetes y otras circunstancias que no permiten la administración de este tipo de fármaco.