Epicóndilo o epicóndilo lateral del húmero

Definición

También llamado como epicóndilo lateral del húmero, es una prominencia que tiene textura áspera, y que está situado en la zona inferior del único hueso del brazo (húmero). Esta parte del húmero, es importante funcionalmente ya que presta apoyo a ciertos ligamentos y músculos que forman parte del codo. Los músculos que se originan en esta estructura son esencialmente extensores del carpo y de las falanges.

El codo es una zona corporal comúnmente afectada y lesionada por actividades, que involucran movimientos y ejercicios repetitivos, es por eso que los procesos inflamatorios que alteran al tendón del codo, ocasionan lo que se conoce como epicondilitis lateral o codo de tenista.

“Prominencia ósea del húmero, en el cual se originan el tendón de los extensores del carpo y el tendón de los extensores de los dedos”

¿Qué significa epicóndilo?

El origen etimológico de la palabra epicóndilo, resulta de la combinación de dos vocablos griegos, “epi”-“kondylos”, los cuales se refieren a las zonas prominentes que se localizan arriba de los cóndilos. 

¿Dónde está el epicóndilo?

El epicóndilo está localizado en la parte inferior del húmero, específicamente en la zona lateral, por encima del cóndilo del húmero

¿Cuál es la función del epicóndilo?

Es una estructura que funciona adecuadamente para estudiar anatomía palpatoria, debido a su fácil localización y además sirve para ubicar las zonas de origen de ciertos músculos extensores o epicondileos (extensor común de los dedos, músculo extensor del meñique, músculo cubital posterior, músculo ancóneo, supinador corto y el músculo extensor radial del carpo). 

“Sirve para localizar de una manera rápida y efectiva a la musculatura extensora de la muñeca”

Debido a que los tendones extensores pasan por este lugar, cuando se realizan muchas actividades repetitivas, se puede producir epicondilitis o codo de tenista, lo cual afecta al antebrazo y a la muñeca, y requiere de un tratamiento específico para contrarrestar los síntomas (dolor).

Otra de las funciones que podemos considerar importantes para el epicóndilo, es que a través de esta zona transcurre un paquete vascular y nervioso, que se encarga de la vascularización e inervación de los músculos y ligamentos de la zona lateral del antebrazo. 

¿Cuáles lesiones afectan al epicóndilo?

La patología más conocida que afecta la estructura y función del epicóndilo, es la epicondilitis lateral del codo (codo de tenista), la cual está caracterizada por presentar un proceso inflamatorio, con síntomas como dolor y dificultad para realizar actividades que requieran cargar peso y ejecutar movimientos de extensión del carpo (muñeca) y de las falanges de la mano. Esta lesión se produce principalmente por practicar deportes como el tenis, en el cual los tendones sufren una sobrecarga, y por eso aparece el dolor que dificulta movimientos de la muñeca.

Para tratar la epicondilitis, es necesaria la evaluación de un médico, para determinar qué tan grave es la lesión, y si resulta obligatorio una cirugía para enmendar el daño.

Ya sea que se haga la cirugía o no, es importante que la persona realice un tratamiento rehabilitador, para poder disminuir el dolor, causado por la epicondilitis. Todo esto se lleva a cabo, a través de diferentes intervenciones fisioterapéuticas, teniendo como principal los ejercicios que permitirán mantener la fuerza y recuperarse más fácilmente.

Más información sobre la epicondilitis.

“En ocasiones puede ser necesaria la cirugía para disminuir los síntomas y tratar el daño causado por la epicondilitis”

Otra lesión que podemos encontrar son las fracturas del epicóndilo lateral y la luxación del codo, estás también tienen como síntomas el dolor, incapacidad funcional, inflamación, y además pueden estar acompañadas de deformidades a nivel del codo.

Ahora bien, el tratamiento en estas dos lesiones que afectan al antebrazo y a la extensión de la muñeca, deben ser tratados para poder aliviar el dolor y fortalecer la zona.