Tendón

Definición

Los tendones son definidos en anatomía como un tipo de tejido conjuntivo, que son conocidos por ser los que se conectan con todos los músculos del organismo. por esta razón, son esenciales para que el sistema musculoesquelético pueda ejercer sus funciones.

Los músculos para poder insertarse y conectarse a los huesos, necesitan de unos tejidos resistentes que se encargan de transferir la fuerza proveniente de las fibras musculares. Estos tejidos son conocidos como tendones, y se encuentran localizados en diversas partes del cuerpo.

"Son tejidos fuertes que se encargan de unir los músculos a los huesos"

¿Qué significa tendón?

La etimología de la palabra tendón hace referencia a aquellos tejidos que tienen la capacidad de estirarse y de volver a su posición fisiológica, tal cual como ocurre en los tejidos tendinosos.

¿Dónde se encuentran los tendones?

Todos los músculos del cuerpo para poder conectarse con los huesos, necesitan de los tendones, entonces en cada extremo donde termina y comienza un músculo, es que se localizan los tendones. Por lo cual, podemos encontrar como más conocidos los siguientes:

  1. Tendón del supraespinoso.
  2. Tendón del cuádriceps y rotuliano.
  3. Tendones de la pata de ganso.
  4. Tendón de aquiles.
  5. Tendón largo del bíceps.

¿Cuál es la función de los tendones?

Como los tendones son tejidos fibrosos y diseñados de una manera que resistan los cambios estructurales, cuando se producen los movimientos son capaces de adaptarse. Por tal razón, la función de los tendones es conectar un extremo de algún músculo a el hueso donde corresponde. Por ejemplo, el que pertenece al músculo supraespinoso se origina en la escápula y se inserta en el húmero; y en el caso del rotuliano, este nace desde la rótula y se inserta en la tibia.

"Son capaces de adaptarse y de llevar la fuerza que se generó en el músculo hacia los huesos donde se insertan"

¿Por qué se inflama y duele el tendón?

Los tendones está diseñados para soportar cargas, pero cuando estas se producen repetidamente, pueden producir inflamación y afectación en la capacidad para adaptarse a los cambios. En estos casos, suele presentarse dolor e incapacidad para mover la región a la cual pertenecen, por ese motivo resulta necesario que la persona sea evaluada por un médico.

Una vez establecido el diagnóstico, se puede comenzar a realizar el tratamiento de rehabilitación, el cual está enfocado en fortalecer el tejido lesionado y todos los que se encuentran adyacentes. Para lograr esto, es necesario que se realicen ejercicios con cargas progresivas, que permitan al tejido ir adaptándose nuevamente a los movimientos.

Esas lesiones que producen alteraciones en los tendones, son conocidas como tenosinovitis, tendinitis y tendinosis. Cada una de ellas puede afectar y producir dolor en la zona donde se ubican las fibras tendinosas, por lo cual es necesario que se realice el tratamiento más idóneo para recuperar la salud.

Más información, sobre las tendinosis aquí.