Hueso acromion

Definición

El acromion es un hueso que resulta de la continuación de la espina de la escápula, esta estructura está compuesta por varias partes, estos son dos perfiles, situados en la zona de arriba (superior) y la de abajo (inferior); y dos costados, ubicados en la parte interna y el otro en el exterior. Existe también una esquina en la que convergen los dos costados del acromion, que es denominado como vértice del acromion

Anatómicamente el complejo articular del hombro, está compuesto por múltiples estructuras, entre las más conocidas tenemos músculos, tendones, ligamentos y huesos. Este último elemento, los huesos son una parte importante ya que son el soporte de nuestro cuerpo. En el siguiente artículo hablaremos sobre una parte de la escápula, conocida como Acromion, así mismo daremos información sobre su lesión (dolor de hombro) y parte de su anatomía: 

Tipos de Acromion

El acromion es un elemento muy particular, ya que puede variar la forma de persona en persona, actualmente están descritos 3 tipos de acromion, en los cuales el cambio se produce según la curvatura que presenta.

“Existen 3 tipos, los cuales varían de acuerdo a la forma”

El tipo 1 es aquel que tiene figura plana, es rectilíneo y no es de muy común aparición; el tipo 2 es el más frecuente y tiene poca curva; y por último esta el tipo 3 en forma de gancho, que también aparece seguido en la población y suele causar daños en las partes blandas ubicadas inferiormente, es decir, en el espacio subacromial, debido a lo puntiagudo que puede llegar a ser.

¿Qué significa la palabra Acromion? 

El origen etimológico de la palabra acromion, comenzó en la época de la Grecia antigua, en la cual se utilizaba el término “akromion” para describir aquella zona sobresaliente de la escápula, que se une con el hueso clavícula. Este vocablo griego, era el resultado de la combinación entre las palabras “akros”- arriba, “omos”-hombro e “ion”. 

¿Cómo localizar el Acromion?

El acromion es una estructura del miembro superior, más especificamente de la escápula, que se encuentra situado sobre la articulación del hombro. Esta estructura, produce una curva y se une con otro hueso del hombro llamado clavícula

En anatomía palpatoria, se comienza con la visualización del hombro, luego se ubica la mano en la articulación acromioclavicular, y se le pide a la persona que realice un movimiento de flexión y extensión de hombro, seguidamente se va a sentir un deslizamiento en la zona, en la cual se podrá sentir la superficie anterior del acromion.

Es posible que al momento de la palpación, la persona sienta dolor, debido a alguna compresión de los tendones del manguito rotador, en el espacio subacromial.

¿Para qué sirve el Acromion?

El acromion por su parte de arriba está restringido por la apófisis coracoides, y por otro lado se une con la clavícula para formar la articulación acromioclavicular, la cual colabora para que se den los movimientos de todo el complejo articular del hombro. Además al ser parte de la escápula, también colabora para que los músculos del manguito rotador realicen su función.

“Forma parte de la articulación acromioclavicular”

Así mismo, el acromion también sirve de punto de llegada para el músculo deltoides, importante para los movimientos de abducción, flexión y extensión horizontal del hombro. 

¿Cuáles son las lesiones que afectan al Acromion? 

La patología más común que encontramos en el acromion, es el conocido síndrome subacromial, el cual aparece usualmente en las personas que tienen el acromion tipo 3, debido a la comprensión de las estructuras que se encuentran debajo de la zona. 

El síndrome subacromial está incluido entre las lesiones que afectan al manguito rotador, ya que causa tendinitis del supraespinoso y puede estar acompañado de bursitis, así mismo, está caracterizado por presentar dolor en el hombro, que se incrementa al final del movimiento de elevar el brazo. 

“Síndrome subacromial, junto a la tendinitis del manguito rotador y la bursitis lo lesionan”

Para más información sobre el estas lesiones, te invito a presionar aquí.

Finalmente, sabemos que dependiendo de la gravedad y extensión de la lesión, podemos encontrarnos con variedad de tratamientos. Usualmente, en los casos que solo nos encontramos con tendinitis se puede realizar un tratamiento conservador, pero en las lesiones más graves se puede llegar a necesitar una consulta con el médico, para una posterior cirugía del brazo, para reparar el daño causado.

El tratamiento de rehabilitación que se realizará después de la cirugía del tendón afectado, deberá ser guiado por un fisioterapeuta.