Hueso escápula

Definición

La escápula también conocida como omóplato, es un hueso espacioso, poco grueso y parecido a una figura triangular, que forma parte del hombro. Anatómicamente podemos describir al omóplato como un elemento óseo que está conformado por una zona ubicada anteriormente y otra zona situada en el área de atrás (posterior); por 3 costados conocidos como borde cervical, borde axilar y borde espinal; y finalmente por 3 esquinas o ángulos localizadas arriba, abajo y afuera.

La zona posterior de la espalda, está compuesta por varios huesos, uno de ellos es la escápula, la cual tiene un borde (superior, lateral y medial) por cada lado, encargado cada uno de sostener músculos. En el siguiente apartado se dará información detallada sobre este hueso.

“Hueso espacioso, triangular que forma parte de la cintura escapular” 

Este hueso está clasificado como plano, ya que presenta una zona de hueso esponjoso que separa a las dos capas externas, conocidas como el hueso compacto; además posee médula ósea pero no el hueco medular, en comparación con otros tipos de huesos.

Entre las partes de la escápula destacan los siguientes elementos: las fosas subescapular, supraespinosa y la infraespinosa; tubérculos supra e infraglenoideo; el pilar de la escápula; la espina de la escápula; el acromion; la cavidad glenoidea (utilizada para articularse con el húmero); el cuello del omóplato y la apófisis coracoides. 

¿Qué significa la palabra escápula?

Según la historia, el origen etimológico del término escápula, se remonta a la época griega, pero fue en Europa y la India que la palabra “scapula”- escápula, fue formada por la raíz “skep” y usada para definir la acción de fragmentar. Actualmente, el vocablo “scapula” hace referencia a lo relacionado con la zona del hombro.

¿Dónde se encuentra la escápula?

La escápula está localizada en el miembro superior, justamente en la zona postero-superior del tórax, paralela a las primeras costillas. Este hueso está acompañado de otros elementos óseos, como lo es la clavícula y el húmero

¿Qué hace la escápula?

La escápula funciona como estabilizador del complejo articular del hombro y trabaja como anclaje para la musculatura del hombro y la espalda dorsal, especialmente para los músculos subescapular, trapecio, serrato anterior, deltoides, supraespinoso, infraespinoso, redondo mayor, tríceps, romboides mayor y menor.

“Es un estabilizador de la cintura escapular, es decir, del hombro mediante músculos como el serrato, el supraespinoso y el infraespinoso”

Igualmente, este hueso se une al hueso del brazo (húmero) para formar la articulación escapulohumeral o también conocida como glenohumeral, y así poder participar en todos los movimientos de la cintura escapular, utilizados en todas las actividades de la vida diaria que realizamos con nuestros hombros y brazos. Es decir, para las acciones que ejecutamos al comer, vestirnos, peinarnos, escribir, sostener peso, agarrar, entre otras. 

¿Por qué duele la escápula?

Para que la cintura escapular se mantenga estable y se puedan ejecutar los diferentes movimientos del hombro, resulta de suma importancia que la escápula y las articulaciones en la que participa se mantengan sin ninguna alteración.

Cuando la escápula se encuentra afectada, y sin estabilidad, nos encontramos ante la presencia de una subluxación o luxación, que ocasiona debilidad muscular, dolor y dificultad para realizar movimientos del hombro.

 Otros de los problemas que afectan directamente a la escápula son las fracturas, la escápula alada, la deformidad de Sprengel, la disquinesia escapular y además existen otros casos como lo es la bursitis, tendinitis, artrosis y hombro congelado, que alteran a las estructuras adyacentes al omóplato (músculos, tendones, ligamentos). 

Para mayor información sobre las lesiones de hombro, presione aquí.

Sus principales lesiones son la escápula alada, Sprengel, disquinesia y fracturas”

Es decir, que para mantener a cada músculo fuerte, es necesaria la realización de ejercicios terapéuticos, enfocados en mantener la salud del cuerpo y en aumentar la amplitud articular.