Osteomielitis

Definición

La osteomielitis es el proceso infeccioso de los huesos o la médula ósea, generado por una bacteria u hongos. Es una enfermedad que puede afectar a niños, jóvenes y adultos.

Una infección suele producirse debido a bacterias, hongos o virus que atacan el organismo y los tejidos del cuerpo generando enfermedades en ocasiones contagiosas y perjudiciales para la salud y la vida del ser humano

"Proceso infeccioso de los huesos o la médula ósea, generado por una bacteria u hongos."

¿Cuáles son las causas de la osteomielitis?

Frecuentemente la osteomielitis se debe a los estafilococos que son un tipo de gérmenes que se encuentran en la piel o la nariz, de manera que pueden entrar en el hueso mediante el torrente sanguíneo, por medio de heridas graves que puedan llevar estas bacterias hacia el hueso o los tejidos cercanos a él.

Así mismo puede desencadenarse posterior a una cirugía en la que la zona intervenida se contamina. Existen enfermedades y factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir de infecciones en los huesos como la diabetes, el consumo de sustancia ilícitas, sistema inmunológico débil, trastornos circulatorios y fracturas graves en los huesos.

¿Cuáles son los síntomas y signos de la osteomielitis?

Los síntomas de la osteomielitis suelen ser variables de acuerdo a la edad del paciente ya que esta enfermedad suele afectar tanto a niños como adultos. Parte de los síntomas el dolor local, sudoración, fiebre, inflamación, enrojecimiento de la zona y en el caso de tener heridas la misma se visualiza infectada con presencia de pus. 

"Suele afectar tanto a niños como adultos."

¿Cuál es el tratamiento de la osteomielitis?

El tratamiento médico de la osteomielitis se basa en la administración de medicamentos de tipo antibióticos para ayudar a disminuir y detener la infección, asimismo también es posible que se realice una extirpación del hueso afectado y el tejido adyacente a él. 

El médico especialista también podrá usar como medio de tratamiento la restauración del flujo sanguíneo del hueso mediante el injerto de hueso o tejido con la finalidad de reparar los vasos sanguíneos afectados. En última instancia si la infección es muy grave será necesaria la amputación para evitar que la infección siga avanzando.

En el caso de las osteomielitis post-traumáticas la fisioterapia hace parte del tratamiento debido a los períodos de inmovilización, que suele causar hipomovilidad articular y muscular , además de alteración de la sensibilidad e incapacidad funcional. Por lo que el plan de tratamiento se enfoca en la terapia manual, movilizaciones activas y pasivas, ejercicios activos y la reeducación postural.