Reflejo de succión

Definición

El reflejo de succión es un tipo de respuesta que se reproduce en la boca de los bebés, como manifestación de la estimulación táctil del paladar. Por lo que este movimiento automático es necesario para que se lleve a cabo la lactancia materna.

Durante los primeros meses de nacido, en los bebés van apareciendo ciertas respuestas que se desencadenan por estimulación táctil, vestibular o postural, lo cual es un indicativo del buen desarrollo neurológico.

Estas respuestas son denominadas reflejos innatos y al principio solo están destinados para la supervivencia el bebé, por lo tanto los que aparecen en esta primera etapa son el de succión, búsqueda, tónico laberíntico, prensión, Galant y el de marcha automática.

"Es un reflejo que aparece desde el embarazo y que se mantiene hasta comenzar el segundo trimestre de vida"

Es uno de los reflejos más comunes y notorios en el recién nacido, ya que es la manera que tiene el bebé de alimentarse durante sus primeros meses.

¿Cómo estimular el reflejo de succión en el recién nacido?

Es fácil de visualizar y de estimular, debido a que en el momento que la madre le ofrece el pecho al bebé y se lo coloca dentro de la boca, el niño comenzará a succionar. Este reflejo también puede ser valorado cuando se coloca un dedo dentro de la boca del bebé.

¿Cuándo aparece el reflejo de succión?

Esta respuesta de succión, a diferencia de la mayoría de los reflejos primitivos, ya se encuentra instaurado desde el penúltimo mes del embarazo, específicamente entre las semanas 34 y 36 de gestación. Esto se debe a que el bebé debe nacer con este tipo de movimiento involuntario para poder sobrevivir y alimentarse con la leche materna.

¿Cuándo desaparece el reflejo de succión?

Aunque la mayoría de los bebés continúan alimentándose con leche materna por más tiempo, la respuesta de succionar ante la estimulación táctil de la boca, desaparece aproximadamente a los 4 meses.

¿Qué pasa si un bebé no tiene reflejo de succión?

Si un niño durante sus primeros meses de vida no tiene el reflejo de succión, esto puede indicarnos que existe alguna alteración neurológica, en especial en el nivel de la médula espinal, por lo tanto la madre debe buscar ayuda, ya que si el bebé no es alimentado como corresponde se pueden presentar múltiples enfermedades, así como también retrasos en el desarrollo psicomotor.

"Cuando un bebé presenta problemas para realizar succión de la leche y para agarrar el pecho, es importante que la madre busque ayuda profesional"

Sin embargo, existen casos muy diferentes a lo expuesto anteriormente, en el que los bebés no agarran bien el pecho y por lo tanto no pueden alimentarse adecuadamente por lactancia materna, pero en estas situaciones lo que debe hacer la madre es encontrar a una profesional que le enseñe las posiciones correctas y que le permita aprender maniobras para evitar problemas mamarios.

La lactancia materna, en muchas ocasiones puede ocasionar inconvenientes, por lo que se recomienda consultar con profesionales incluso antes de que el bebé nazca.