Lactancia Materna: importancia, beneficios y consejos

Lactancia Materna: importancia, beneficios y consejos
  • Imagen de Adriana Hernández
    Adriana Hernández
    Fisioterapeuta / Ergonomía / Sist. Musculoesquelético

    Soy Fisioterapeuta egresada del Colegio Universitario de Los Teques Cecilio Acosta, con un diplomado en Ergonomía y formación en diferentes técnicas y métodos fisioterapéuticos como el cupping terapéutico, kinesiotaping, relajación miofascial, drenaje linfático y goniometría ocupacional.

No hay votos
444
0
0

Atlas de Fisioterapia Integrativa - Libro Fiit concept

Una de las etapas más importantes en la vida de la mujer, es el post parto y como parte de esa etapa, la lactancia materna es un tema que genera bastantes interrogantes pero sobre todo diversos beneficios tanto en el bebé como en la madre, por ello su importancia durante los primeros meses de vida del bebé de forma exclusiva y posteriormente de manera complementaria, ya que contribuye en muchos aspectos. Es por ello que mientras la madre pueda darle de amamantar al bebé y este proceso se lleve de la mejor forma posible será sumamente productivo desde el día uno del postparto.

Lactancia Materna las mejores Recomendaciones | Instituto Gómez Roig

Pero, ¿en qué consiste la lactancia materna exclusiva?

La lactancia materna exclusiva LME hace referencia al único consumo de leche materna por parte del bebé, es decir este no se alimenta de otro tipo de alimentos bien sea en bebidas o en sólidos (leche de fórmula, biberones, agua, tés, etc). Este período de lactancia materna exclusiva se hace durante los primeros seis meses de vida del bebé.

"La lactancia materna exclusiva LME hace referencia al único consumo de leche materna por parte del bebé."

Su consumo exclusivo inicia generalmente posterior a una hora del nacimiento del bebé y es recomendable que sea a libre demanda garantizando así el consumo de nutrientes y la hidratación del bebé.

¿Cuál es la importancia de la lactancia materna?

La importancia de la lactancia materna radica en los amplios beneficios que esta genera tanto para el bebé, como para la madre, la familia y la sociedad. 

Así mismo la leche materna es el único y mejor alimento que puede recibir un bebé ya que proporciona los nutrientes necesarios para que este pueda crecer sano y además de ello que su desarrollo y crecimiento sea el mejor. 

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia para el bebé?

Los beneficios para el bebé tras amamantarlo son diversos, al ser un alimento de fácil consumo permite:

  • Una buena digestión y por ende los protege de diarreas 
  • Cuenta con las cantidades necesarias de vitaminas, minerales, proteínas, grasas y azúcares lo que favorece la inteligencia del niño, 
  • Para el sistema inmunológico del bebé brinda anticuerpos únicos previniendo y protegiendo al bebé del contagio de enfermedades durante los dos primeros años de vida de manera sostenida y completa. 
  • Favorece el desarrollo de los intestinos 
  • Promueve el óptimo desarrollo del niño
  • Tienen menor riesgo de mortalidad durante el primer año de vida 

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia para la madre?

Al igual que la lactancia genera amplios beneficios en el bebé durante su consumo, el amamantar también genera un gran provecho en la madre, algunos de ellos son:

  • Tras el parto estimula la salida de la placenta haciendo que este proceso sea más fácil y rápido
  • La matriz lograr recuperar su tamaño normal de forma más rápida
  • Evita la congestión de los pechos durante la bajada de la leche
  • El dar pecho desde el primer momento estimula la bajada de la leche más rápido 
  • Las mujeres que dan el pecho tiene menos riesgo de sufrir cáncer de seno u ovarios, diabetes, anemia, hipertensión y osteoporosis
  • Crea un vínculo único entre madre e hijo
  • Disminuye el riesgo de sufrir una hemorragia después del parto y además reduce el riesgo de padecer depresión postparto.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia para la sociedad?

Aunque suena un poco incongruente que la lactancia materna genere beneficios en la sociedad, es importante conocer y saber que ésta sí aporta una gran cantidad de ventajas en la colectividad tales como:

  • Permite que los países tengan más niños sanos, inteligentes y seguros de sí
  • Genera menos gastos hospitalarios ya que el riesgo de mortalidad infantil es menor
  • Ayuda y colabora en el cuidado del medio ambiente ya que disminuye el uso de materiales que son contaminantes 
  • Compromete a la sociedad en general (gobiernos, comunidades, empresas, servicios de salud) a velar por el apoyo de la lactancia materna
  • Disminuye los costos de atención a mujeres ya que el amamantar disminuye la aparición de patologías como la diabetes, hipertensión, cáncer, entre otras. 

Consejos para una lactancia materna exitosa

Lograr una lactancia materna exitosa requiere de la puesta en práctica de varios consejos, todo ello en pro de facilitar y promover la utilización de la lactancia materna en todo el mundo, algunas de las recomendaciones para que este proceso tan único sea exitoso son las siguientes:

  • Conocer la importancia de la lactancia materna y los beneficios que esta incluye
  • Capacitarte con los profesionales especialista en lactancia materna para lograr amamantar de forma adecuada
  • Iniciar con la lactancia de forma inmediata tras media hora o una hora después del parto
  • Tener contacto piel con piel con el bebé 
  • Revisar que el agarre y la succión del pecho por parte de tu bebé sea el correcto a fin de evitar el dolor en la lactancia y las grietas 
  • Mantener una postura cómoda y correcta tanto para el bebé como para la madre, a fin de evitar dolores de cuello, espalda, etc. Para ello es importante conocer la variedad de posturas que puedes adoptar para dar el pecho.
  • Fomentar la libre demanda de la lactancia materna
  • Evitar el uso de chupetes y de biberones
  • No ofrecer al bebé en los primeros seis meses fórmulas u otros líquidos de esta forma favorece la lactancia exclusiva durante este tiempo
  • Si la madre debe separarse por unas horas del bebé utilizar la extracción de leche y con ello la creación de un banco de leche con las recomendaciones necesarias para ello (etiquetarse con fecha y hora de extracción, proceso de congelación o refrigeración)

¿Cuáles son las posturas correctas para amamantar?

Existen varias posturas que facilitan el correcto amamantamiento, éstas permiten que la madre mantenga una postura correcta (espalda recta, hombros relajados, cuello en posición adecuada)  y por ende evite cualquier tipo de dolor tras dar el pecho, algunas de estas posturas son:

Posición de cuna

Esta posición es una de las posturas más utilizadas para amamantar, para ello la madre debe estar sentada agarrando al bebé con el mismo brazo del pecho a ofrecerle, buscando siempre apoyar ese brazo para evitar contracturas cervicales debido a largos períodos en esta posición.

Posición tumbada de lado

En esta postura la madre debe tumbarse de lado al igual que el bebé, de esta forma el bebé recibirá su toma de leche materna. 

Posición de lactancia biológica

La postura de lactancia biológica requiere que la madre esté tumbada boca arriba, ubicando al bebé totalmente encima del pecho o en su defecto hacia un lado.

Posición de balón de rugby

Para esta posición el bebé se coloca a un lado de la madre apoyado sobre una almohada mientras su cuerpo se recuesta en las costillas de ella mirándole de frente. Esta postura frecuentemente cuando la madre ha tenido una cesárea o cuando es necesario amamantar simultáneamente a dos bebés, colocando uno/a en cada pecho .

Posición de koala

La posición de koala es una postura muy utilizada cuando se portea al bebé o cuando el bebé ya tiene un mayor control cefálico es decir cerca de 1-3 mes de vida. Para esta postura el bebé se encuentra sentado sobre las piernas de la madre manteniendo una posición vertical 

Posición de loba romana

La posición de loba romana requiere un poco de fuerza por parte de la mamá para lograr mantener esta postura, ésta es utilizada cuando existe una obstrucción mamaria y se hace necesario el vaciado del pecho para lograr aliviar y mejorar esta condición.

Consejos para no interrumpir la lactancia en el hospital

La subida leche tras el parto es algo que a muchas madres suele preocupar, ya que lo ideal y más deseado es dar inicio a la lactancia materna tras media hora o una hora del parto (en este momento lo que sale de tu pecho es lo que se conoce como calostro que contiene grandes concentraciones de nutrientes en muy poquitas gotas), por lo que en este período este proceso debiera darse de forma natural con la succión del bebé.

  1. El primer consejo a tomar en cuenta es la calma y la paciencia, la lactancia es un proceso complicado que requiere de mucha calma y un manejo adecuado de los nervios para evitar que esto te lleve a interrumpir la lactancia en el hospital con el uso de pezoneras o biberones, ante casos en los que la leche no salga busca ayuda y apoyo en tu asesora de lactancia y matrona. 
  2. Es de entender que estando en el hospital la madre pasará la mayor parte de su tiempo y estadía dando el pecho a su bebé, durante los primeros meses de vida tu bebé hará tomas muy frecuentes ya que se llenara muy rápido su estómago por lo pequeño que es. Esto será beneficioso para ti como lo hemos explicado anteriormente debido a que ayudará a que tu útero vuelva a su sitio. 
  3. También es importante saber que tras el nacimiento del bebé no saldrá una gran cantidad de leche, sino que posterior a las 48-72 horas es que se da la primera subida de leche, esto dependerá de cada madre.
  4. Por otra parte es sumamente importante evitar el uso de las pezoneras y chupetes, lo ideal es que sea el bebé quién te ayude sacar el pezón y sea él quién logre succionar. El uso de chupetes también es un punto a tomar en cuenta ya que durante el primer mes de vida no se recomienda su uso ya que puede interferir en la lactancia. 
  5. Como último punto es necesario comentar que el apoyo en todos los sentidos ayudará a que la lactancia sea más llevadera, que te permite tener momentos únicos con tu bebé, por lo que luchar por ella y por mantenerla es lo más recomendable.

Mitos y verdades sobre la lactancia

El tema de la lactancia materna genera muchos mitos, que van de generación en generación, por lo que conocerlos y desmitificarlos es de gran interés para evitar crear confusiones y preocupación durante la lactancia:

  • Cuanto más grande sea el pecho, más leche y viceversa

Este es uno de los mitos más frecuentes, y esto es totalmente falso, el tamaño del pecho no influye en que la madre produzca mayor o menor cantidad de leche. Todas las mujeres están preparadas para dar leche, es un mínimo porcentaje que no logra o interrumpe la lactancia y por ende su producción es menor. 

  • No existen leches mejores ni peores 

Este es otro mito falso, no existen leches más líquidas o menos líquidas, ni que alimenten más o menos al bebé, todas las leches maternas alimentan, el que en ocasiones el bebé no gane el peso necesario no tiene que ver con que al bebé no le alimente la leche materna o que tu leche sea mala a lo mejor se deba a que necesita un suplemento. En este casos específicamente es importante consultar al pediatra.

  • La cerveza produce más leche 

Esto también es una creencia falsa, la cerveza no hace que la madre produzca más leche. Se han realizado estudios que evidencian que el que la madre tome cerveza no aumenta los niveles de producción de leche, pero lo que sí se sabe es que a través del pecho los niveles de alcohol pasan mucho más rápido, por lo que un consumo constante o moderado no es nada beneficioso.

  • Hay que tomar leche para producir leche 

El consumo de leche por parte de la madre no genera ni estimula la mayor producción de leche, lo que sí es importante es que la madre durante este período se alimente de forma adecuada y balanceada para lograr a través de los alimentos consumidos adquirir el calcio, la vitamina D necesarios durante el postparto. 

Mitos y verdades sobre el chupete 

Durante la lactancia el uso de chupete suele ser cuestionado, debido a su posible o no interrupción en la lactancia. Y es que efectivamente el uso del chupete sí interfiere en la lactancia, y en el primer mes de vida se recomienda evitar su uso para evitar que interfiera en la lactancia, además de que puede confundirse entre lo que es una succión nutritiva y la no nutritiva. 

Es verdad que el chupete puede usarse como una opción para calmar al bebe en momentos de llanto, pero si es un bebé recién nacido no es recomendable. Por otra parte si nunca lo ha usado y quieres que le calme quizás le cueste un poco por que es algo nuevo. 

Aquí te contamos sobre algunos de los mitos y realidades sobre el uso del chupete:

  • A todos los bebés les gusta

Este mito es falso, no a todos los bebés les gusta usar el chupete, por lo que si tu bebé lo expulsa no debes obligarlo a usarlo. 

  • Crea dependencia y cuesta quitarlo

Esta creencia es cierta, en algunos casos el uso del chupete le crea dependencia al niño o niña estando mayores haciendo que se les sea complicarlo quitárselo. 

  • A todos los bebés les calma

Esto también es falso al igual que el pensar que a todos los bebés les gusta, hay algunos bebés que siguen llorando con el chupete.

  • Deforma el paladar y los dientes pueden salir torcidos

Esto es una realidad, los odonto-pediatras indican que el uso del chupete puede generar una deformación del paladar además de que los dientes al salir salgan torcidos, sobretodo si se retrasa el retiro del chupete entorno a eso de los 12 a 24 meses. 

  • Todos los bebés duermen mejor con chupete

Esta creencia es totalmente falsa, hay bebés que duermen tranquilamente y súper cómodos sin la dependencia del chupete por lo que usarlo para dormir no es necesario.

  • Ayuda prevenir la muerte súbita

Esto es cierto, le hace estar en un pequeño estado de alerta al estar con el chupete en la boca, aunque al estar dormido profundamente este se le caerá por lo que el todo no lo libera de sufrir de ello. 

  • Es mejor chuparse el dedo 

Esto es falso, ya que el chuparse el dedo o usar el chupete son buenos para la boca, ya que pueden provocar deformaciones en la boca.

  • A veces salivan más

Cierto, al estar estimulando la succión de forma constante las glándulas salivales se encuentran en un estado activo, haciendo que el bebé salive más. 

Es importante saber y reconocer que la lactancia materna es un proceso complicado que requiere de mucho apoyo, paciencia y calma, pero también entender que este período de la maternidad es un período muy lindo que te ayudará a generar un vínculo único y especial con tu bebé que te dejará gratos recuerdos.

Referencias Bibliográficas

  1. Mondello F, Gandara CC.Manual original: UNICEF Honduras Adaptación UNICEF Ecuador 2012 [Internet]. Unicef.org. Disponible en la web de Unicef Ecuador 
  2. Salazar S, Chávez M, Delgado X, Eudis Rubio TP. Lactancia materna. Arch Venez Pueric Pediatr [Internet]. 2009;72(4):163–6. Disponible en ScieLo Venezuela 
  3. De G, Rioja L, Lawrence RA. La lactancia materna es el regalo más precioso que una madre puede dar a su bebé [Internet]. Aeped.es. Disponible en la web de la Asociación española de Pediatría
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar