Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Aferente

Definición - Qué es Aferente

Aferente en un término usado en anatomía y fisiología para designar aquellas vías y estructuras que intervienen con la función de llevar información sensitiva hacia los centros superiores, y que provienen del ambiente o periferia. Por lo tanto, tienen contacto con los receptores sensoriales presenten en el organismo. 

En medicina se utilizan diferentes términos para designar los procesos fisiológicos, patológicos, signos, síntomas, enfermedades, estructuras entre muchas otras más. De las cuales en el sistema nervioso podemos destacar las palabras aferente y eferente.

"Las vías aferentes son elementos que forman parte del sistema nervioso central"

¿Qué significa aferente?

La palabra aferente de acuerdo a su origen etimológico significa aquellos elementos del sistema nervioso que tienen la labor de llevar diversas señales e impulsos nerviosos desde el exterior hacia lo más interno de un órgano o estructura cerebral.

¿Para qué sirve el aferente?

Las vías aferentes son 5 y están conformadas por neuronas especializadas que sirven como un medio de transporte para la información relacionada con las funciones sensoriales. Por tal razón, su importancia en el sistema nervioso central radica en la llevada de impulsos a través de las neuronas, hacia lugares como el cerebro y la corteza cerebral.

"Mientras la aferente recibe información sensitiva, la eferente envía la respuesta motora"

Estas vías aferentes además tienen contacto directo con las siguientes regiones de nuestro cuerpo:

  1. Tálamo, sustancia gelatinosa, lemnisco medial, corteza sensitiva para enviar información relacionada con la temperatura, presión y el tacto no discriminativo.
  2. Tronco encefálico, sustancia reticular, tálamo, hipotálamo y sistema límbico para transmitir el dolor sordo.
  3. Cerebelo con sus pedúnculos y el tálamo para enviar la sensibilidad inconsciente.
  4. Colículo superior, ojos, cabeza y tronco para responder a estímulos visuales.
  5. Médula oblongada para intervenir en el movimiento.

 

Pregunta a nuestros fisioterapeutas

  • Haz tu pregunta y en el siguiente paso podrás desarrollarla mucho más.