Bulbo raquídeo o médula oblonga

Definición

El bulbo raquídeo o también llamada la médula oblongada es una de las partes principales del tronco encéfalo, esta es una zona que se encuentra más alejada con respecto al puente y al mesencéfalo, que son otras estructuras del tronco. Además esta estructura es de especial relevancia porque de esta región emergen nervios y se localizan núcleos.

El tronco encéfalo es una región de transición del sistema nervioso central, que tiene como función participar en la conciencia, regular el sueño, la respiración, y ser una vía donde se procesa la información que llega y se envía desde la médula espinal, el cerebro y el cerebelo.

El bulbo raquídeo está conformado de manera longitudinal por el techo, la porción basilar y el tegmento, mientras que a su vez está dividido en tres partes fundamentales: la médula oblongada, la protuberancia y el mesencéfalo.

¿Dónde se sitúa el bulbo raquídeo?

El bulbo raquídeo es una estructura del sistema nervioso que se encuentra localizada después del puente o protuberancia con la cual se une a través de la unión pontomedular. Además presenta relación con la médula espinal, al conectarse con ella al nivel del foramen magnum.

¿Cómo está formado el bulbo raquídeo?

Este elemento nervioso está formado una porción anterior, una porción posterior, una región caudal (lejana al cerebro) y una región rostral (cercana). A continuación una breve descripción de sus partes:

  1. Porción anterior: aquí ocurre la decusación de las fibras de las vías corticoespinal (pirámides). Además se ubican las olivas inferiores que intervienen en el control del movimiento; el surco preolivar y el apostolizar, de donde emergen nervios. 
  2. Porción posterior: posee el surco y el conducto central. 
  3. Región caudal: en esta zona se produce la decusación de las fibras sensitivas y motoras. 
  4. Región rostral: tiene especial relevancia porque es un camino para el tracto espinotalámico, la vía rubroespinal y la vía corticoespinal.

La vía de las pirámides, es muy conocida porque produce una conexión exclusiva entre la médula espinal y la corteza del cerebro.

¿Cómo funciona el bulbo raquídeo?

El bulbo raquídeo además de permitir la decusación de múltiples fibras de nervios, también puede ejercer sus funciones gracias a su estructura y división anatómica.

Es decir que sus funciones incluyen contener a fibras, núcleos y pares nerviosos, que provienen y van de la médula espinal al encéfalo.

¿Qué controla el bulbo raquídeo?

El bulbo raquídeo mediante todas sus partes, se encarga de controlar el movimiento, conectar fibras con el cerebelo, dar salida a los nervios de los pares IX, X, XI y XII, por ende también controla las funciones sensitivas y motoras de la lengua, amígdala, paladar, faringe, laringe, trapecio, esternocleidomastoideo y los músculos que se encuentran en el recorrido de esas fibras nerviosas.

¿Qué consecuencias podría tener una lesión del bulbo raquídeo?

Además de que se pueden presentar daños en el núcleo de los nervios que se localizan en el bulbo raquídeo, también se pueden presentar problemas e interrupciones en la vía llamada pirámides, lo cual puede generar una hemiplejía o hemiparesia contralateral.

"La hemiplejía contralateral puede ser producto de una interrupción o un daño al núcleo de la vía corticoespinal que transita por la región anterior del bulbo"

En el caso de la lesión en el núcleo o en las fibras de los nervios, se pueden presentar diversos síntomas, que incluyen alteraciones en la sensibilidad y en la movilidad.