Básculación pélvica

Definición

La basculación es un término usado para describir el movimiento que implica a la pelvis en conjunto, debido a que desplaza toda esta estructura hacia delante, atrás o a un lado. En el caso de la inclinación hacia delante es llamada anteversión, la contraria es conocida como retroversión y cuando se dirige a un lado es inclinación.

El cuerpo humano mediante sus diferentes estructuras articulares, es capaz de producir múltiples movimientos y posiciones, los cuales van a depender dependiendo del tipo de articulación y sus superficies articulares. En el caso de la cintura pélvica, esta es una estructura sólida y grande que puede producir anteversión, retroversión, nutación y contranutación.

"La basculación se usa para describir algunos movimientos de la zona de la pelvis"

¿Qué estructuras están involucradas en la basculación pélvica?

Además de los huesos que componen a la pelvis (sacro, coxis y hueso ilíaco), existen varios músculos y ligamentos que también están implicados en el movimiento de esta región, pero esas estructuras van a variar de acuerdo a la dirección en que se inclina el conjunto articular.

En el caso de la anteversión, esta involucra a los músculos recto anterior, cuadrado lumbar, psoas ilíaco y aductores, mientras que la retroversión implica a los músculos semitendinoso, semimembranoso y bíceps femoral.

¿Cuándo se produce la basculación pélvica?

Generalmente, estas posiciones de anteversión y retroversión suelen producirse por la activación de ciertos músculos que traccionan los huesos de la zona hacia delante o hacia atrás. Así mismo, la rotación pélvica, la torsión del sacro y el desplazamiento del ilion más allá de lo que debería estar, puede producir una inclinación de la región.

"Puede producirse por debilidad muscular o por otras alteraciones"

¿Cómo se produce la basculación pélvica?

La basculación significa que la pelvis adquiere una postura, en la cual se desvía de su plano, por lo tanto se produce cuando los músculos involucrados se activan y cuando los contrarios están débiles.

Esas posturas, además producen alteraciones a nivel de la columna vertebral debido a la compensación muscular. Es por eso, que cada uno tiene sus características, entre las cuales podemos destacar:

  1. Anteversión, se acompaña de aumento en la lordosis lumbar con flexión de cadera.
  2. Retroversión, ocurre lo contrario a lo anterior, ya que disminuye la curva lumbar, produciendo una rectificación vertebral y acompañado de extensión de cadera.
  3. Inclinación, debido al desvío del plano anatómico una de las piernas se observará más corta que la otra.

Debido a lo mencionado anteriormente, el cuerpo en cualquiera de esos movimientos, tiende a sufrir lesiones articulares y musculares, ya que la postura mantenida en el tiempo no es considerada adecuada para realizar las actividades de la vida cotidiana.

Por tal razón, puede aparecer dolor muscular, distensión de ligamentos e incomodidad para realizar ciertas actividades. Entonces, para disminuir el dolor los pacientes requieren asistir a fisioterapia con la finalidad de evaluar y ejecutar el tratamiento que sea más indicado para tratar los desequilibrios musculares y articulares.