Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Hidroterapia o terapia acuática

Definición

La hidroterapia es un conjunto de técnicas utilizadas en fisioterapia, en las cuales se utiliza el agua como medio terapéutico. Algunas de sus técnicas son el baño simple, baño de vapor, baño de remolino, duchas de agua, sauna, bolsa caliente y envolturas. La mayoría de ellas son indicadas por un tiempo de 10 a 30 minutos, dependiendo del método utilizado, y en las cuales debe variar la temperatura.

La rehabilitación es un proceso terapéutico que necesita de áreas como la fisioterapia, para poder llevarse de una manera más asertiva y efectiva. En el caso de la fisioterapia para lograr la recuperación de las lesiones y de diferentes patologías, se utilizan una serie de intervenciones que producen efectos positivos y amplios beneficios en las pacientes. Una de esas técnicas es la llamada hidroterapia, la cual utiliza el agua para disminuir el dolor y lograr múltiples efectos en el cuerpo.

"La hidroterapia o terapia acuática puede generar múltiples beneficios en la rehabilitación, gracias a las propiedades del agua"

¿Para qué se recomienda la hidroterapia?

Este medio terapéutico puede ser utilizado como terapia y tratamiento en una gran variedad de patologías y lesiones. Las más comunes son las siguientes:

  • Cólicos abdominales.
  • Procesos degenerativos como la artrosis. 
  • Lesiones articulares, tendinosas, de ligamentos y musculares. 
  • Pacientes con patologías neurológicas. 
  • Parálisis cerebral infantil
  • Personas con Fibromialgia.  
  • Distrofia simpático refleja.
  • Esclerosis múltiple y lateral amiotrófica. 
  • Neuralgias
  • Lumbalgia, cervicalgia y dorsalgia. 
  • Post-entrenamiento, con el fin de relajar el tejido muscular.

¿En qué enfermedades está contraindicada la hidroterapia?

Así como es una terapia que tiene múltiples indicaciones y beneficios, también se debe saber que puede estar contraindicada en ciertos casos. Las personas que deben evitar la terapia de agua son las siguientes:

  1. Inflamación e infecciones agudas. 
  2. Pacientes que presenten fiebre. 
  3. Insuficiencia renal y cardíaca. 
  4. Hipotensión e hipertensión grave. 
  5. Presencia de hemorragias
  6. Enfermos con neoplasias
  7. Problemas de la piel.
  8. Trastornos circulatorios.

Nota: Aunque la terapia de agua tiene múltiples indicaciones, se deben tener en cuenta también en que personas no se recomienda.

"Existen ciertos casos en los que no se recomienda el uso del agua como terapia física"

¿En qué favorece la hidroterapia?

El agua tiene propiedades curativa muy bien establecidas, es por eso que mediante el tratamiento con agua caliente se puede generar un efecto muy positivo en el cuerpo, ya que favorece los aspectos que se mencionan a continuación:

  • Produce analgesia, es decir que alivia el dolor. 
  • Se puede fortalecer todo el cuerpo, debido a que se pueden incluir movilizaciones activas y pasivas, con cambios en las resistencias.
  • Al hacer ejercicio, provoca liberación de endorfinas
  • Aumenta el metabolismo de las células, con lo cual se consigue una mayor reparación de los tejidos lesionados.
  • Los cambios de la temperatura del agua, producen sedación y calman a la persona.
  • Beneficia la relajación muscular.
  • Incrementa la circulación.
  • Provoca un efecto antiespasmódico.
  • Además incentiva las propiedades elásticas de los tejidos conectivos.