Neuralgia

Definición

La neuralgia es el dolor que perjudica a los nervios producto de la compresión, irritación o infección de ellos.

El sistema nervioso es un conjunto de órganos cuya misión consiste en presidir y armonizar todas las actividades del organismo, una lesión en cualquiera de sus estructuras genera alteraciones sensitivas, cognitivas y motoras.

"Es el dolor que perjudica a los nervios producto de la compresión, irritación o infección de ellos."

Es considerada la enfermedad del sistema nervioso periférico o central más común. Dentro de las neuralgias más frecuentes se encuentran la neuralgia del trigémino, la neuralgia postherpética y la glosofaríngea.

¿Por qué se produce la neuralgia?

Generalmente la causa que desencadena la neuralgia es desconocida, pero los siguientes factores pueden ser los que generan su aparición.

Las enfermedades infecciosas como el herpes zóster, el VIH o la sífilis pueden desencadenar una neuralgia, además las compresiones del nervio por alguna estructura ósea adyacente también puede ocasionar una neuralgia.

Asimismo los traumatismos directos sobre la zona del nervio, la diabetes, la enfermedad renal crónica y la ingesta de ciertos fármacos.

¿Cuáles son los síntomas de la neuralgia?

Dentro de los síntomas que se presentan en la neuralgia se encuentran el dolor agudo que es principal síntoma de esta patología, el cual es de forma intensa durante todo el recorrido del nervio lesionado, además la sensibilidad se ve aumentada en la zona del nervio, por lo que al contacto es muy dolorosa, a estos síntomas también se le añade la pérdida de la fuerza muscular, pudiendo ocasionar una parálisis del mismo.

"Es considerada la enfermedad del sistema nervioso periférico o central más común."

¿Cómo se trata la neuralgia?

La neuralgia amerita de un tratamiento enfocado en la causa que la originó, la zona del nervio afectado y el grado de dolor que refiera el paciente.

El tratamiento incluye medicamentos analgésicos (para disminuir el dolor), antidepresivos, anticonvulsivos y cremas relajantes, además pueden incluirse otras alternativas de tratamientos como la fisioterapia cuyo objetivo será abordar el dolor, la alteración de la sensibilidad y la debilidad muscular de la zona del nervio afectada, esto se podrá realizar mediante técnicas y métodos como la radiofrecuencia, electroestimulación y electroanalgesia, termoterapia y el masaje terapéutico.

Por último si el tratamiento conservador no resulta se realiza una intervención quirúrgica para lograr aliviar el dolor (en casos de que la causa sea la compresión nerviosa).