Herpes zóster

Definición

El herpes zóster es una enfermedad infecciosa generada por la reactivación de del virus varicela-zóster, suele afectar los nervios periféricos y la piel.

El virus de la varicela zóster forma parte de los herpesvirus, en el caso de la varicela es una enfermedad infecciosa que suele darse en la infancia, y suele presentar síntomas comunes a una gripe pero en la que luego se genera una erupción cutánea que puede dejar cicatrices permanentes.

"Es una enfermedad infecciosa generada por la reactivación de del virus varicela-zóster."

¿Por qué se produce el herpes zóster?

El herpes zóster es generado por el virus de la varicela zóster la cual es familia de los herpesvirus. Este suele reactivarse cuando existe una inmunodeficiencia en el cuerpo humano, por lo que aparece con mayor frecuencia en personas de la tercera edad, en aquellos que poseen alguna alteración en el sistema inmunológico o en en pacientes que toman medicamentos inmunosupresores. 

¿Cuáles son los signos y síntomas del herpes zóster?

Los síntomas del herpes zóster suelen ser inespecíficos pero pueden incluir cefaleas, fiebre, malestar general y sensibilidad a luz en primera instancia. Luego pueden incluirse sensaciones de hormigueos picores y dolor en la zona del dermatoma afectado, allí mismo es donde aparecerá la erupción cutánea. El dolor puede manifestarse como una sensación punzante, ardiente, picante, etc.

 Además, el paciente muestra sensibilidad e hiperestesia en el dermatoma afectado.

"Suele reactivarse cuando existe una inmunodeficiencia en el cuerpo humano."

¿Cuál es el tratamiento para el herpes zóster?

El tratamiento del herpes zóster se basa en medicamentos analgésicos, antivirales y esteroides.

Cuando el herpes zóster genera alguna complicación en el nervio periférico como la parálisis o una hemiplejia es abordada desde la fisioterapia con el objetivo de mejorar la fuerza muscular del segmento afectado, disminuir el dolor, recuperar la sensibilidad y la movilidad del paciente.