Dermatoma

Definición

Un dermatoma es la región de la piel en la que la sensibilidad se encuentra bajo el control de un solo nervio raquídeo o espinal junto con su ganglio espinal correspondiente.

Las alteraciones nerviosas suelen afectar el recorrido de los nervios, dentro de las especialidades de la salud existen instrumentos, métodos o técnicas que permiten su estudio, desde el origen nervioso hasta su recorrido, ayudando de esta forma al especialista de la salud a corroborar y plantear un diagnóstico y un tratamiento certero de acuerdo al tipo de lesión nerviosa.

"Es la región de la piel en la que la sensibilidad se encuentra bajo el control de un solo nervio espinal."

¿Para qué se utilizan los dermatomas?

Los dermatomas son utilizados en la práctica médica para verificar la existencia de dolor referido producto de una afección en algún órgano interno o de una lesión nerviosa que compromete el origen y el recorrido nervioso. 

¿Cuáles son los dermatomas?

Los dermatomas, al igual que la columna vertebral, se dividen en cuatro segmentos: cervical, torácico, lumbar y sacro. Cada dermatoma se clasifica según el nervio espinal que lo inerva. 

Los dermatomas cervicales se encargan de inervar la piel de la zona nucal, el cuello, la espalda, los brazos y las manos. Por otra parte los dermatomas torácicos cubren la zona de la piel en la parte interior del brazo, el pecho, abdomen y la zona media de la espalda.

"Los dermatomas son utilizados en la práctica médica para verificar la existencia de dolor referido."

Así mismo los dermatomas lumbares tiene la función de inervar la piel que se encuentra en la parte baja de la espalda, la zona frontal de las piernas, los muslos exteriores y la parte superior e inferior de los pies. Por último los dermatomas sacros cubren la piel de las zonas genitales y anales, la parte posterior de las piernas, la parte trasera de los muslos y las pantorrillas, además del borde externo de los pies.

¿Cuál es la importancia de un dermatoma?

Los dermatomas son útiles para establecer el diagnóstico y el tratamiento de diferentes afecciones. Las principales son las son enfermedades virales, como el herpes zóster que suele afectar la sensibilidad de los nervios, las radiculopatías que generan dolor referido y las lesiones de la médula espinal.