Hueso etmoides

Definición

El etmoides, es un elemento óseo que está conformado por 2 láminas (lámina vertical y lámina horizontal o cribosa), y por dos partes conocidas como masas laterales

Nuestra cabeza está compuesta por un cráneo en el que ubicamos a los huesos parietal, temporal, frontal, esfenoides, etmoides y el occipital; y por el macizo óseo o como comúnmente se conoce los huesos de la cara. Estos huesos de la cara son el nasal, lagrimal, palatino, el maxilar superior, la mandíbula, cornete, el vómer y el cigomático. En el siguiente artículo se describe exclusivamente la anatomía del hueso etmoides del cráneo

En la anatomía de este hueso, encontramos que superiormente se observan diversos surcos y celdas (agujero etmoidal, surco etmoidal, canal olfatorio y los conductos etmoidales), destinados al tránsito de diferentes estructuras. 

“Estructura del cráneo con forma irregular, con múltiples surcos y que posee dos láminas y dos masas laterales”

Más información sobre los huesos del cráneo.

¿Qué significa etmoides?

De acuerdo, a los antiguos griegos, la palabra “ethmoiedes” es lo que se utiliza para nombrar a los objetos que tienen forma de criba. La criba es un instrumento que era utilizado en la antigüedad para dejar sin sucio a los diminutos alimentos, conocidos como granos, y además se compara con el etmoides debido a la forma inusual y los agujeros que presenta este hueso

¿De dónde es el hueso etmoides?

Situado en la bóveda craneal, está limitado por el hueso frontal por su área inferior, y por la zona de adelante se encuentra la base craneal, la cual tiene la función de unirse con las estructuras óseas de la cara. Además, por su parte superior se sitúan las órbitas oculares y el hueso lagrimal. Y finalmente, en el medio del hueso frontal y del etmoides, se puede localizar al hueso esfenoides

¿Cómo funciona el hueso etmoides?

Además de ser parte del cráneo y de proteger al cerebro de factores externos, también permite que a través de los conductos y surcos etmoidales, transite una parte de la capa externa de las meninges (duramadre), que pase el nervio olfatorio, el nervio oftálmico, la arteria etmoidal, el nervio nasal, entre otros.

Lesiones en el hueso etmoides

Los accidentes automovilísticos son los principales causantes de fracturas etmoidales, y en la zona nasal, ya que al momento de impactar contra alguna superficie lo primero que aparece es la cara y las manos.

“La principal lesión de este hueso son las fracturas, y estas pueden ocasionar lesiones en las arterias y venas del área nasal, que pasan por los surcos etmoidales”

Estas fracturas, pueden llegar a ser delicadas debido a la presencia de nervios y arterias en el área, y es por eso que en cualquier caso, estas lesiones deben ser tratadas por médicos y cirujanos especialistas, que evalúen y reparen el daño causado.