Propiocepción

Definición

La propiocepción es la habilidad que tiene nuestro cuerpo, para identificar en que sitio se encuentran nuestras partes corporales sin necesidad de utilizar la vista. Pero para que el sistema propioceptivo pueda trabajar correctamente necesita tanto del cerebro como de receptores esparcidos en diversas partes del organismo.

En las lesiones y traumatismos pueden producirse múltiples alteraciones en los sistemas, entre esos podemos encontrar pérdida de fuerza muscular, disminución de la amplitud articular, cambios en la coordinación, equilibrio y en la propiocepción.

"El sistema propioceptivo se encarga de determinar en que posición se encuentran las diferentes partes del cuerpo"

¿Cómo evaluar la propiocepción?

En los pacientes que tienen alguna afectación en este sistema, resulta importante que se realice una evaluación que determine que tan alterada se encuentra la propiocepción. Durante estas valoraciones se deben ejecutar ejercicios en los cuales se coloque a la persona con los ojos cerrados y abiertos, en diferentes superficies inestables, con el fin de analizar que tan afectada se encuentra la conciencia corporal y el tono de los músculos.

Esas pruebas utilizadas son llamadas estatestesia y cinestesia, y son utilizadas en piernas, brazos y en el raquis.

¿Cómo trabajar la propiocepción?

Así como se realiza la evaluación del sistema propioceptivo, también son los ejercicios utilizados para entrenar la propiocepción y el equilibrio. Estos ejercicios pueden ser realizados de la siguiente forma:

  1. Mediante el uso de balones propioceptivos, superficies inestables o el balón bosu. 
  2. Una vez que ya se tiene la superficie donde se va a colocar la persona, se proceden a realizar los movimientos dependiendo del área a tratar. 
  3. Para entrenar los brazos, la persona puede realizar una plancha isométrica o con repeticiones, en la cual se coloquen las palmas de las manos apoyando la superficie inestable. 
  4. Para piernas si existe más variedad de ejercicios: entre ellos están realizar puente, sentadillas y estocadas, con ambos o un solo pie en la superficie.

¿Dónde se encuentra la propiocepción?

Este sistema propioceptivo no se encuentra exclusivamente en alguna parte del cuerpo, sabemos que podemos localizar sus componentes en diferentes áreas y sistemas. Esos componentes son el encéfalo, la médula espinal con sus nervios, los receptores que se localizan en músculos, tendones, la piel y en las articulaciones.

"Para poder determinar la posición de las distintas partes corporales se necesita de receptores, nervios y del cerebro"

Explicado de otra manera, nuestro organismo tiene la habilidad de percibir la posición de las distintas zonas corporales, gracias a la conexión que se establece entre las siguientes partes:

  • Los receptores localizados en el tejido muscular, ligamentos, tendones y piel reciben la información del movimiento.
  • Esa información es recibida y enviada a través de los nervios que ascienden a la médula espinal.
  • Finalmente el cerebro y los centros superiores son capaces de percibir la posición y el movimiento que ejecutó la región de nuestro cuerpo.

Todas esas partes mencionadas son importantes para trabajar la propiocepción, no solo en personas que tienen lesiones, sino también en los deportistas con el objetivo de fortalecer todos los componentes articulares y además lograr un aumento en el rendimiento deportivo.

Además, es un programa que si se realiza adecuadamente puede evitar que se produzcan esguinces, los cuales al ser repetitivos afectan la funcionalidad de los ligamentos.

En caso de presentar alguna lesión, contacta con el área de fisioterapia para que te instruyan con respecto a los movimientos que puedes realizar para trabajar la propiocepción.