Prueba de potencial evocado

Definición

Un potencial evocado es un tipo de prueba que se realiza generalmente en los niños, para detectar si existen alteraciones en las vías encargadas de transportar los estímulos sensoriales, así como también en determinar si hay déficit en la capacidad de las estructuras para responder y enviar los impulsos nerviosos.

Los estímulos son señales que se producen en el medio externo con el objetivo de enviar impulsos a las diversas áreas sensitivas y a los lugares del sistema nervioso que se encargarán de responder a estas señales. Entonces, cuando se tienen sospechas de alteraciones sensoriales se indica la realización de unas pruebas conocidas como potenciales evocados.

"Es una prueba que se realiza para observar si se generan o no respuestas ante la producción de estímulos visuales, auditivos o kinéstesicos"

¿Para qué sirve un potencial evocado?

Los potenciales evocados sirven como diagnóstico y como pruebas complementarias para identificar aquellas patologías que dañan a las vías visuales, auditivas y a los receptores táctiles. Entonces es un estudio que es indicado por el médico cuando se sospecha de sordera, patologías de la médula espinal y sus vías, enfermedades desmielinizantes y en inflamación de nervios.

¿Cómo se hace un potencial evocado?

Todas las evaluaciones de potenciales evocados se realizan con el paciente en una habitación cómoda, y en la que se les colocan en varias partes del cuerpo los electrodos que van a detectar los estímulos realizados. Posterior a la colocación y regulación del equipo, dependiendo de lo que se desea estimular se realizan los mecanismos estimulantes.

Por ejemplo, para evaluar la parte visual se utilizan objetos con diversos colores y para valorar la parte auditiva se utilizan audífonos con variedad de sonidos.

"Es un estudio en el que se envían señales auditivas, visuales o sensoriales, para obtener respuestas por parte del SNC y sus vías"

¿Cuánto dura un estudio de potencial evocado?

A diferencia de estudios como la RM y el TAC que obtienen imágenes en un tiempo más corto, el potencial evocado requiere de paciencia por parte del paciente, por que se deben realizar muchos estímulos para poder obtener un promedio, por lo que es una prueba que puede durar incluso hasta una hora.