Raquialgia inflamatoria

Definición

El término raquialgia hace referencia al dolor que se genera a lo largo de la columna vertebral, por su parte la sintomatología inflamatoria de la raquialgia puede ser a nivel de las articulaciones o extraarticular. 

La columna vertebral o raquis se divide en cuatro porciones cervical, dorsal, lumbar, y sacrococcígea, está compuesta por 33 o 34 vértebras, su función es mantener el tronco de forma erguida y proteger la médula espinal. Debido a su condición de soportar el peso corporal es una de las estructuras frecuentemente lesionadas. 

"El término raquialgia hace referencia al dolor que se genera a lo largo de la columna vertebral."

¿Por qué se produce la raquialgia inflamatoria?

La raquialgia inflamatoria puede estar causada por enfermedades de causa que afectan las estructuras de la columna vertebral, algunas de ellas son la espondilitis anquilosante, espondiloartropatías o espondilitis infecciosas.

¿Cuáles son los síntomas de la raquialgia inflamatoria?

El síntoma de mayor prevalencia es el dolor, el cual es continuo, no cede con el reposo funcional de la columna y puede alterar o interrumpir el descanso nocturno. 

¿Qué estructuras afecta la raquialgia inflamatoria?

La raquialgia inflamatoria puede afectar además de la columna vertebral todas los elementos y estructuras adyacentes a ella como las articulaciones, ligamentos, músculos y nervios. 

Esto depende específicamente de la causa que ha generado el proceso inflamatorio bien sea un proceso infeccioso, tumoral o idiopático.

" Puede afectar además de la columna vertebral todas los elementos y estructuras adyacentes a ella."

¿Cuál es el tratamiento para la raquialgia inflamatoria?

El tratamiento a utilizar incluye fármacos analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares o AINES.

Además el abordaje de un tratamiento fisioterapéutico el cual estará enfocado en disminuir el dolor generado por esta patología, en conjunto con la reducción del proceso inflamatorio, así como la reeducación de la higiene postural y el fortalecimiento de la musculatura abdominal y paravertebral.

Es importante también evitar el reposo y el sedentarismo, excepto cuando existan períodos de dolor exacerbados.