Tabaquera o depresión anatómica

Definición

La tabaquera anatómica es una región de la mano, específicamente del dorso, que gracias a los músculos, huesos y tendones que la conforman, permite que la arteria radial llegue al pulgar y así pueda inervar el área.

En el interior de varias regiones del cuerpo humano, se localizan ciertas cavidades y surcos diseñados con la finalidad de albergar tejidos blandos, órganos o permitir el paso de vasos sanguíneos y nervios. En el caso de la zona de la mano, podemos localizar principalmente la tabaquera anatómica y el túnel del carpo.

"Está formado por el hueso escafoides y trapecio, y por el músculo extensor corto y abductor del pulgar"

¿Dónde se encuentra la tabaquera anatómica?

Se localiza en el área lateral del carpo, del mismo lado del radio, y puede observarse fácilmente la depresión cuando se abduce el pulgar.

¿Cómo está formada la tabaquera anatómica?

Para que la cavidad pueda tener su figura característica, necesita principalmente de los dos huesos del carpo que se localizan en la base de la zona radial, es decir del escafoides y el trapecio. Así mismo, de acuerdo a la anatomía de la mano, está compuesto de las siguientes partes:

  • Está rodeado por su parte trasera, por el músculo abductor largo del pulgar y por algunos tendones
  • En la cara contraria, se localiza el músculo extensor radial corto del mismo dedo.

También se encuentra muy cercano a la extremidad distal del radio, que forma parte de la muñeca.

¿Cuál es la función de la tabaquera anatómica?

Además de estar formada por varios músculos necesarios para la funcionalidad de la mano, también es un lugar que sirve como túnel para el paso de la arteria radial.

"Las lesiones de la tabaquera anatómica pueden comprometer al hueso escafoides, trapecio y al músculo extensor del pulgar"

¿Qué lesiones afectan a la tabaquera anatómica?

Ya que en su base se localizan dos huesos, estos son principalmente los que se encuentran afectados cuando se producen traumatismos en esta región de la mano. Entonces, las lesiones de la tabaquera anatómica generalmente son consecuencias de caídas, que terminan produciendo fracturas en la muñeca o de los huesos carpianos.

Las fracturas son las causas más frecuentes, ya que lo primero que hace una persona cuando va a contactar con alguna superficie dura como es el suelo, es colocar la mano como apoyo, lo cual produce daños en este plano anatómico y muchos síntomas asociados.