Cirugía de Tendinitis de Quervain, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
1052
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Si las medidas terapéuticas conservadoras no han surtido el efecto deseado en la Tendinitis de DeQuervain, y la misma sigue refiriendo dolor e inflamación en el lado radial de la muñeca, la posible solución a considerar es la Operación de Tendinitis de DeQuervain. Queremos que sepas más acerca de esta intervención ambulatoria, por lo que te detallaremos los tópicos más importantes a continuación:

¿Qué es la Tendinitis de DeQuervain?

Trata de un proceso inflamatorio en una vaina tendinosa en la muñeca, ubicada del lado del pulgar, a causa una tensión relativa en el primer compartimiento del tendón extensor, en donde se encuentran el abductor pollicis longus (aductor largo del pulgar) y el extensor pollicis brevis (extensor corto del pulgar). Los tendones de ambos se deslizan uno al lado del otro y trabajan juntos para controlar los movimientos precisos del pulgar. Sin embargo, en las personas afectadas con Tendinitis de DeQuervain, los tendones se irritan y engrosan por lo que no se deslizan suavemente uno al lado del otro. A medida que estos tendones se hacen más gruesos, los movimientos entre ellos se vuelven más difíciles y frecuentemente lo acompaña dolor e hinchazón que se distribuye desde la base del pulgar hasta el antebrazo,

Causas de la Tendinitis de DeQuervain


Una Tendinitis de DeQuervain, también conocido como tenosinovitis de DeQuervain, puede ser el resultado de una combinación de un exceso de trabajo, irritación de la vaina del tendón, tendinitis y un cierto grado de inclinación del pulgar. Es más frecuente entre las personas de 30 a 50 años y más común en las mujeres que en los hombre. Puede estar asociado con la producción de hormonas durante el embarazo y con los cambios que produce la enfermedad reumatoide. La tendinitis de DeQuervain se debe al uso excesivo de la muñeca por lo que se ve asociado a personas que practican determinadas actividades que implican el sobreuso de la muñeca como es el caso de:

  • Nuevas madres, ya que el movimiento de levantar al bebé puede causar irritación en estos tendones de la muñeca. 
  • Personas que usan con frecuencia un martillo, jardineros, esquiadores y personas que practican deportes de raqueta. 
  • Personas que cruzan los dedos para enviar mensajes de texto y jugar videojuegos.

No todos los que sobre usan sus manos y muñecas desarrollarán la Tendinitis de DeQuervain. Sin embargo, algunas personas pueden ser más susceptibles al desarrollo de esta afección debido a factores de edad, sexo y enfermedades asociadas.

Cuando se realiza la cirugía

Inicialmente, la Tendinitis de DeQuervain se trata de forma conservadora, es decir, se evita la cirugía en la medida de lo posible. En muchos casos, la inmovilización del pulgar y la muñeca es suficiente para reducir las molestias con ello los movimientos que desencadenan el dolor se evitan constantemente. Además del fortalecimiento y estiramiento adecuado de los componentes musculares asociados, otra medida fisioterapéutica altamente beneficiosa en caso de Tendinitis de DeQuervain es la crioterapia que actúa disminuyendo el dolor y la inflamación presente en éste lesión. Si estas medidas no tienen éxito, se puede inyectar un medicamento antiinflamatorio (cortisona) directamente en el compartimiento del tendón extensor en combinación con un anestésico local. En el caso de que todas las medidas terapéuticas anteriormente mencionadas fallen en la disminución de los síntomas, la cirugía es necesaria.

  • Retrasarlo lo más posible
  • Agotar todos los recursos terapéuticos

En Qué Consiste la Cirugía

La cirugía de tratamiento para la Tendinitis de DeQuervain se puede realizar bajo anestesia local o anestesia regional. El procedimiento consiste en aplicar una incisión en la piel sobre el primer compartimiento del tendón extensor en el área de la muñeca del lado del pulgar, posteriormente de que la piel se abre, las ramas superficiales, sensoriales del nervio radial que se apartan a fin de no hacer daño a ellas en los siguientes pasos en la cirugía. Solo después de asegurar estas estructuras, el cirujano puede diseccionar el compartimento del 1er tendón extensor. Luego, el compartimiento del tendón extensor se divide y se eliminan sus límites laterales. En algunos casos, se realiza una separación del borde entre el extensor largo del pulgar (abductor pollicis longus) y el extensor corto del pulgar (Extensor pollicis brevis). De ser necesario, el tejido inflamatorio también se puede eliminarse directamente de la zona. 

Siguiendo estos pasos de la Operación de Tendinitis de DeQuervain, los dos tendones ahora se pueden mover hacia adelante y hacia atrás, y los enlaces restrictivos existentes se liberan directamente. A partir de entonces, los tendones deberían poder deslizarse nuevamente de manera libre en el retináculo extensor, al final de la cirugía, se verifica una vez más la integridad de las pequeñas ramas nerviosas en la superficie y sólo entonces se procede a cerrar la herida y cubrirla con un vendaje compresivo estéril.

Resultados Esperados

El objetivo de la operación con Tendinitis de DeQuervain es lograr un éxito terapéutico duradero, en donde se quiere que el dolor típico desaparezca después de la operación y que los movimientos del pulgar se restablezcan satisfactoriamente sin la presencia de restricciones ni dolor.

  • Buen resultado en más del 80% de los casos
  • Depende entre otras cosas de la correcta indicación de la cirugía

Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención

  • Reducir la inflamación y dolor
    La operación de Tendinitis de DeQuervain si bien elimina el causante de inflamación, también genera una respuesta inflamatoria propia del cuerpo que permite regenerar los tejidos separados quirúrgicamente. Para evitar que este proceso inflamatorio causa molestias a largo plazo, es necesario implementar intervenciones dirigidas a la reducción del dolor y de inflamación que ayudarán a aumentar la movilidad y a disminuir el tiempo de recuperación.
  • Comenzar a estimular la contracción
    Con el pulgar inmovilizado, procede a movilizar las articulaciones adyacentes con movilizaciones pasivas y activas de las articulaciones de los dedos y del codo, lo que a corto plazo contribuirá al restablecimiento de las funciones de la muñeca y del pulgar.

Posteriormente

  • Asegurar la calidad de la cicatriz
    La zona intervenida es una zona altamente inervada por lo que es propensa a sufrir de trastornos sensitivos consecuentes de la cirugía y la cicatriz. Es por ello que la cicatriz debe ser movilizada para aumentar su resistencia y promover la movilidad y la regeneración adecuada de la zona. Disminuyendo así las probabilidades de sufrir alteraciones sensitivas y de movilidad.
  • Estiramiento
    Estirar los músculos de la eminencia tenar en la extensión y abducción del pulgar puede relajar y alargar esta musculatura en tensión que afecta el movimiento del pulgar.
  • Fortalecer musculatura
    Los movimientos de oposición del pulgar, desviación radial y supinación deben ser fortalecidos para mejorar el rango de movimiento y prevenir la rigidez del pulgar y la muñeca. A medida que los tejidos intervenidos en cirugía mejoren, los ejercicios progresarán para mejorar la fuerza para la actividad funcional, así como para mejorar el rango activo de movimiento del pulgar y la muñeca.
  • Readaptación funcional
    Las intervenciones terapéuticas serán realizadas en base a sus actividades diarias, trabajo y actividades deportivas o de ocio. Al identificar qué actividades o posiciones que utiliza contribuyen a la tendinitis de DeQuervain, se indicarán cómo realizar cambios en su función para ayudar a la curación y reducir el riesgo de que este problema reaparezca en el futuro.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar