Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Protusion discal. 5 mentiras que te has creido sobre sus causas y tratamiento

Promedio: 5 (1 voto)
1657
0
0

Una protrusión discal es un proceso degenerativo del disco intervertebral en el que se genera una rotura parcial de las fibras más internas del disco, por lo que el núcleo se desplaza y se protruye.

Es una lesión con menor grado de afección que una hernia discal y muy común en las personas generalmente mayores de 40 años de edad.

En este artículo te contamos 5 mentiras o errores que has creído de las protrusiones discales:

Es un problema serio o grave

No es que sea un problema menor al que no se le deba dar mayor importancia, sino buscar la mejor solución desde varias alternativas o perspectivas, que le permitan continuar con la vida que se lleva de forma normal, en un estado de bienestar aun cuando se tiene esta condición discal.

Existen personas que teniendo una o varias protusiones discales no refieren síntomas producto de esta afección, sino como causa de otras alteraciones.

Es la causa del dolor de piernas o espalda

Las protrusiones discales no producen dolor, y es porque no tienen un volumen suficiente para lograr comprimir las raíces nerviosas; muy raras veces cuando estas son muy voluminosas suelen generar algún tipo de sintomatología como dolor o hormigueo debido a la compresión de los nervios cercanos a ella. 

Por lo que pensar que la única causa de dolor en estas zonas cercanas a la protrusión es por causa de ella produce en el individuo una frustración en la búsqueda de las soluciones o alternativas para mejorar su condición.

Es consecuencia de esfuerzos, pesos, etc...

Este planteamiento es relativo, en oportunidades las protrusiones discales se desencadenan durante estos procesos de esfuerzos, pero quizás la causa real no sea esta, sino la continua presión o aplastamiento al que es sometido el disco. 

Esto involucra factores asociados con las influencias viscerales o víscero emocionales que generan que los músculos están presionando,comprimiendo o aplastando el disco de forma sutil pero destrozando cada una de las fibras del disco, hasta llegar a producir dicha protrusión discal en un contexto de esfuerzo por levantamiento de cargas o movimientos bruscos,

A partir de ahora debo evitar los esfuerzos, pesos, deportes etc...

Estos mensajes solo generan que el cerebro genere una alarma y piense que esa zona es una zona frágil, que conlleve a alterar el patrón de movimiento en el individuo por miedo a realizarlo.

"Estos mensajes suelen alejar a las personas de las actividades de la vida diaria."

Por lo general estos mensajes suelen alejar a las personas de las actividades de la vida diaria que incluyen sus actividades laborales y del hogar, la actividad física o deportiva tan importante y saludable para el cuerpo.

Una protrusión evoluciona para ser una hernia

Esta afirmación es una mentira parcial, ya que las protrusiones pueden evolucionar a hernias discales, pero estas no tiene porqué hacerlo si realmente se indaga en la causa o factor real que la está produciendo, bien sea visceral o emocional el que lo esté generando.

Para que esto no se produzca es necesario entonces tratar de cambiar o modificar esos factores que implican un cambio en el estilo de vida, la inclusión de la actividad física y una alimentación balanceada.

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (1 voto)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar