La Paleodieta ¿Es buena para nosotros? | Fisioterapia Online

La Paleodieta ¿Es buena para nosotros?

La Paleodieta  ¿Es buena para nosotros?
arriba
Me gusta
56
2
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Actualmente, varias corrientes han puesto de moda el seguimiento de la  paleodieta, basándose en el seguimiento de las costumbres de nuestros ancestros. Aquí os expondré cuál es mi opinión sobre este tipo de dieta.

La paleodieta o la dieta de los cavernícolas, es aquella que seguían nuestros antepasados en la era del Paleolítico, en el que los hombres eran cazadores y recolectores y todavía no habían descubierto la agricultura y la ganadería.

Por lo tanto su alimentación, estaba basada en los alimentos a los que el hombre de aquellos tiempos tenía acceso, como: la carne, el pescado, las raíces, frutas y frutos secos.

Todos estos alimentos, en principio, aportan una gran cantidad de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, para tener una buena salud.

Alimentos que excluye la paleodieta

No todos los alimentos que consumimos en la actualidad estaban disponibles en aquellos tiempos, y estos son los que los defensores de esta dieta excluyen de su consumo habitual. Estos alimentos son los siguientes:

  1. Cereales.Dentro de este grupo tenemos; el arroz, el trigo, la cebada, el centeno etc. Mientras que en la dieta paleolítica estos alimentos no se consumen, en la dieta Mediterránea se consumen de forma habitual, de hecho, se encuentran en la base de la pirámide alimenticia.
  2. Lácteos. Esta dieta excluye el consumo de todo tipo de lácteos, ya sea en forma de leche, yogur o queso, que son alimentos cuya producción se comenzó con posterioridad a esta época.
  3. Alimentos procesados: Sólo se consumen productos naturales sin ningún tipo de procesamiento industrial.
  4. Azúcares. No se extraía al azúcar de la caña, ya que era un procedimiento complejo en aquellos tiempo.
  5. Legumbres. No se recolectaban ni se secaban para su consumo posterior, además tampoco se dedicaban a la agricultura con lo que no tenían acceso a estos alimentos.
  6. Alcohol. y zumos de frutas.
  7. Verduras feculentas como las patatas, yuca, boniato etc
  8. Alimentos con alto contenido en sal. como aceitunas, pescados o carnes en salazón, jamón, carnes o pescados enlatados, quesos, embutidos etc.
  9. Dulces. Como pasteles, miel, caramelos etc.

Alimentos que recomienda la paleodieta

La paleodieta favorece el consumo de alimentos a los que los hombres de aquella época tenían fácil acceso, y son los siguientes:

  1. Carnes magras  de vacuno, cerdo, ave,conejo y huevos (hasta 6 a la semana.)
  2. Asaduras como hígado, tuétano de los huesos, lengua y mollejas.
  3. Pescado y marisco en la cantidad que se pueda.
  4. Hortalizas y raíces de temporada.
  5. Frutas variadas y de temporada.
  6. Fruto secos y semillas.

Análisis de las características de la paleodieta

La paleodieta, además de una forma de alimentarse, es también una forma de vivir, según defienden sus seguidores. Aquí expondré mi opinión sobre los aspectos más relevantes de esta dieta.

Consumo de carne

Según sus seguidores, el hombre es fundamentalmente carnívoro, con lo que hay que comer toda la cantidad de carne que se pueda. El porcentaje de consumo de proteínas en esta dieta es muy alto comparado con los estándares recomendados por la OMS. En concreto, consumen de tres a cuatro veces más proteína de origen animal que en una dieta Mediterránea tradicional.

El exceso de proteínas en la dieta supone una transformación de las proteínas en grasa con el consiguiente acúmulo en el tejido adiposo.

El alto consumo de carne, también se suele asociar a una alto consumo de grasas de tipo saturadas presentes en la misma carne. Esto se relaciona con un buen estado de salud ya que favorece la aparición de enfermedades de tipo cardiovascular.

Eliminación de los Hidratos de carbono complejos de la dieta

Esta dieta promulga la exclusión de los alimentos que son los principales suministradores de los Hidratos de carbono de tipo complejo, como las féculas y los almidones.

Esta dieta favorece la obtención de la energía a partir de las grasas, mientras que en la dieta Mediterránea clásica, la principal fuente de energía son los hidratos de carbono, ya que es la predilecta del organismo para el desarrollo de las actividades físicas y metabólicas.

Estos hidratos de carbono son descompuestos en nuestro organismo en sustancias más sencillas llamadas glúcidos y que constituyen la  principal fuente de energía de nuestras céluas. Sólo en el caso de que las reservas de glucosa de nuestro organismo estén vacías, es cuando se utiliza la grasa corporal, transformando la misma en glucosa con el mismo fin.

Ya en casos extremos de falta de glucosa es cuando el cuerpo utiliza las proteínas como fuente de energía.

De esto concluimos que la principal fuente de energía de nuestro organismo, no son las grasas ni las proteína, sino los hidratos de carbono, de los que esta dieta parece prescindir de forma importante.

Eliminación de lácteos

La eliminación de los lácteos de la dieta, predispone al déficit de Calcio en nuestra dieta. Aunque hay otros alimentos, sobre todo de origen vegetal ,que son ricos en este mineral, es realmente difícil cumplir con las necesidades mínimas de Calcio consumiendo este otro tipo de alimentos.

En el caso de las personas sanas, y que no tengan intolerancia a la lactosa o alergia a lproteína de la leche de vaca, no es necesario suprimir el consumo de este alimento.

Consumo de frutas y verduras

Esta dieta favorece el consumo de altas cantidades de frutas y verduras. Esta situación tiene como aspecto positivo, que garantiza el consumo de una gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales. Estos nutrientes pueden estar deficitarios en la población general, debido al escaso consumo que muchas veces se hace de ellos.

Consumo de grasa

Esta dieta tiene un alto porcentaje de consumo de grasa, excediendo los valores recomendados por la OMS. Aunque parte de esta grasa es de tipo "saludable", y la obtienen a partir del consumo de frutas grasas como el aguacate, los frutos secos y los pescados, supone un exceso de aportes diarios de este nutriente.

Buena parte de ella proviene de la carne que consumen, que como ya hemos comentado antes, es rica en grasa de tipo saturada "mala" y que tiene efectos nocivos para la salud.

Conclusiones sobre la paleodieta

Después de analizar los aspectos más relevantes de esta dieta vamos a exponer las siguientes conclusiones.

Exceso de proteínas

Esta dieta posee una proporción muy elevada de proteínas comparada con la recomendada como saludable por la OMS, en una dieta equilibrada.

Déficit de Hidratos de Carbono

Esta dieta es insuficiente en cuanto a Hidratos de carbono de tipo complejo, que son los preferidos por nuestro organismo como fuente de energía. Los alimentos ricos en este macronutriente, son los que nos aseguran el mantenimiento de los niveles de glucosa en sangre durante un tiempo después de su consumo y tienen un aprovechamiento más rápido por parte de nuestro organismo. Obtener energía a partir de las grasas y de las proteínas, requiere de la aplicación de otras rutas metabólicas, que no son las de primera elección por parte de nuestras células.

En el caso de los deportistas esta dieta puede influir negativamente en la resistencia y la recuperación después de la práctica deportiva.

Déficit de calcio

Esta dieta es deficitaria en Calcio, ya que suprime los alimentos que suponen el principal aporte de este mineral.

Adecuada ingesta de Vitaminas y Minerales

Esta dieta tiene como aspecto positivo, que asegura el cumplimiento de las cantidades diarias recomendadas para vitaminas y minerales. También es rica en compuestos con efectos muy beneficiooso como los flavonoides presentes sobre todo en los alimentos de origen vegetal.

Fibra

Esta dieta aporta una gran cantidad de fibra. Pero hay que tener cuidado, ya que un exceso de aporte de fibra, como promulga esta dieta, puede ser perjudicial. Al producirse mucha defecación se impide la absorción de muchos nutrientes.

Grasa

Esta dieta, aporta un exceso de grasa comparado también con las recomendaciones que hace la OMS sobre su consumo. Aunque parte de esta grasa sea del tipo saludable, todas aportan la misma cantidad de energía, es decir, que las dos engordan igual. Esta dieta en general, puede aportar un exceso de calorías proveniente de las grasas.

Inadecuada distribución de macronutrientes

Esta dieta tiene una distribución de macronutrientes que no se acerca  ala recomendada por la OMS donde los Hidratos de Carbono tienen una gran relevancia. Esta dieta presenta un aporte excesivo de grasas y proteínas.

Aspecto cultural

Nuestra dieta Mediterránea es una de las dieta más equilibradas del mundo y que mejor riesgo de obesidad y de enfermedades cardiovasculares asocia. Además es mucho más que una dieta, es nuestra forma de vivir.

Nuestro país es uno de los más longevos del mundo, lo que nos lleva a pensar que nuestra dieta tiene enormes beneficios para nosotros. Entonces ¿porqué cambiarla?

Si deseas más información sobre algún tipo de dieta o quieres que te preparemos una dieta adecuada a tus necesidades contacta con Nutrocén en Logroño. También puedes utilizar nuestra versión de Dietas On-Line.

Añadir nuevo comentario