La sed, la ingesta de agua y las lesiones del tejido. ¿Seguro que es la edad? | Fisioterapia Online

La sed, la ingesta de agua y las lesiones del tejido. ¿Seguro que es la edad?

La sed, la ingesta de agua y las lesiones del tejido. ¿Seguro que es la edad?
arriba
Me gusta
1817
10
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Seguro que habrás oído alguna vez eso de: tu dolor de rodilla es por la edad o tienes una espalda de una persona mayor. Mensajes que entran en nuestro cerebro y se apoderan de él. Parece ser que envejecer nos conlleva a un destino fatal para nuestros huesos, músculos y tendones. Evidentemente que no todo es tan sencillo de clasificar. Hoy vamos a hablar de uno de los conceptos más importantes para la salud de nuestro aparato músculo-esquelético.

La sustancia fundamental

Si miramos nuestro tejido desde dentro veremos que se compone por una sustancia fundamental y unas fibras. La sustancia fundamental sería como un terreno de juego que si tiene un césped de buena calidad y lo riegan bien, estará bien hidratado y las fibras o jugadores podrán ejercer un juego fluido donde la pelota se deslizará de una manera maravillosa. En este tipo de terreno de juego habrá menos probabilidad de lesiones en los jugadores si lo comparamos con un campo de arena, desnivelado y con piedras. Pues si ponemos nombres un poco más técnicos, veremos que la sustancia fundamental está formada porglicosaminoglicanos (GAGs) que formarán proteoglicanos y que una de sus principales funciones será la de captar agua y mantener un entramado de matriz extracelular bien organizado para poder recibir y

acompañar a una fibras (jugadores), sobre todo de colágeno que nos permitirán un movimiento fluido. Un tejido bien organizado será sinónimo de salud.

MÁS QUE UNA DEGENERACIÓN DE MI TENDÓN O ROTURAS DE FIBRAS CONSTANTEMENTE, ¡LO QUE TENGO ES SED!

Hidratación del tejido conjuntivo

Como ya estaréis intuyendo, la clave será aportar agua para nuestro campo de tejido conjuntivo. Si no aporto suficiente agua mineral seguramente mi terreno de juego se parecerá más al de arena con baches que al de césped, hidratado y bien cortadito. ¿Demasiado fácil, no crees? Sí, la verdad es que rotundamente sí, así de sencillo sería cuidar nuestro tejido. ¿Dónde está el problema? ¿Cuántos de vosotros bebe agua mineral cada día? Y más importante aún, ¿cuántos de vosotros tiene sed normalemente? La sed es una señal neurológica con alta capacidad a adaptarse. De hecho, es nuestro riñón que va inducir a la activación de un sistema para ir en la búsqueda de agua y minerales: el sistema renina-angiotensina. La renina, hormona producida por células del riñón estimula la producción de angiotensina 2, hormona diana de este entramado de la sed. Es esta hormona la que va a inducir que vayamos a beber agua señalizando a nuestro cerebro para iniciar la búsqueda y generando cambios en nuestro organismo. La angiotensina es una hormona que produce vasoconstricción arterial. En un momento concreto será necesario generar este cambio vascular. Una vez he bebido agua con minerales, la búsqueda cesa y mis niveles de angiotensina también bajan, disminuyendo la vasoconstricción.

¿Me hidrato correctamente?

Ahora bien, ¿qué ocurre si no bebo agua? ¿si constantemente estoy bebiendo productos procesados como refrescos, zumos...? Para empezar, la señal neurológica de la sed se adapta e incluso pierdo la sensación de tener sed diariamente. La vasoconstricción vascular no cesa, por lo que por ejemplo puedo tener aumento de la tensión arterial (hipertensión); empezaré a retener líquido, ya que tengo poco al menos el que tenga que no lo pierda (retención de líquido); puedo producir una vasoconstricción en la

arterial basilar y como consecuencia tener dolor de cabeza (jaqueca); y ¿en el tejido conjuntivo? ¿tendrá alguna consecuencia? Si el post iba de la calidad de nuestro tejido, algo tendrá que ver. Y es que la angiotensina 2 induce la activación de enzimas que degradan los glicosaminoglicanos (GAGs) que hemos nombrado antes que son los que formaban proteoglicanos y captaban agua para que el terreno de juego estuviera hidratado y bien organizado. ¡Ta-chán! Ya lo tenemos! ¡No solo es la edad! No beber agua desorganizará mi terreno de juego y será mucho más sensible a sufrir lesión. Así que ya sabéis, recuperemos las señales que nos han acompañado toda nuestra evolución como es la sed y respondamos como toca a estas señales bebiendo agua mineral y dejando de banda los productos y pseudoproductos líquidos (y también los no líquidos) que nos venden. Y en muchas ocasiones, cuando escuchemos que tenemos una degeneración de nuestro tejido, podremos decir: más que una degeneración de mi tendón o roturas de fibras constantemente, ¡lo que tengo es sed!

Xavi Cañellas

Co-Director de Regenera
Graduado en Fisioterapia
Máster en Psiconeuroinmunología Clínica Máster en Biología Molecular y Biomedicina 

Ver comentarios (1)

Añadir nuevo comentario