Tratamiento de fisioterapia de una amputación. ¿Por qué tengo un miembro fantasma?

Publicidad
Tratamiento de fisioterapia de una amputación. ¿Por qué tengo un miembro fantasma?
Promedio: 3.2 (44 votos)
29900
166
3
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Como persona amputada y como profesionales de la salud es de gran importancia saber a qué nivel está amputado el miembro. Es de gran importancia porque nos daremos cuenta de dónde parte la prótesis, las fuerzas y el peso que soporta.

  • Desarticulado en cadera. El apoyo está en las mismas crestas ilíacas.
  • Amputaciones supracondíleas (por encima de la rodilla). Puede ser del tercio superior, medio o inferior del fémur. Normalmente en el tercio medio e inferior la protetización suele ser mejor, al tener más músculo y hueso, es decir, más “palanca de impulsión”.
  • Desarticulado de rodilla. Suele ser menos complicada que las supracondíleas, pero no deja de tener importancia.
  • Amputaciones infracondíleas (por debajo de la rodilla). Tiene mejor protetización, aunque también varía de la cantidad de hueso por debajo de la rodilla. Las del tercio medio suelen ser las que menos problemas ocasionan según los médicos especialistas como los traumatólogos y rehabilitadores. Las más inferiores como “Syme”, “Chopar” y “Lisfranc” suelen ser más sencillas que las anteriores y con menos problemas y con adaptaciones a las prótesis.

Fisioterapia en el periodo postquirúrgico de una amputación

La rehabilitación debe ser lo más inmediata posible, es la fase más importante. Una pronta rehabilitación y un buen tratamiento del muñón está comprobado que tiene una mejor adaptación a la prótesis y por lo tanto a una mejor y más fácil reeducación a la marcha.

Es importante trabajar el muñón para moldearlo y tener una mejor adaptación a la prótesis, y la reducción del edema postquirúrgico, principalmente con vendajes. Estos vendajes se deben mantener hasta el año. Importante realizar ejercicios lo más pronto posible para comenzar con la marcha muy preparados y al mismo tiempo para evitar adherencias y retracciones musculares.

Consejos en una amputación

  1. Nunca dejar el muñón colgado o flexionado cuando permanecemos sentados
  2. No colocar un cojín o almohada debajo de la rodilla
  3. No dejes colgar el muñón por fuera de la cama
  4. No colocar un cojín debajo de las lumbares, ni entre las piernas ni debajo de las caderas
  5. Procura no cruzar las piernas
  6. No dobles o flexiones la rodilla cuando te encuentres acostado

Vendaje del muñón en una amputación

El vendaje se debe realizar tan pronto sea posible una vez retiradas las curas. Este vendaje es de tipo compresivo cumpliendo la función de reducción del edema, moldear el muñón para la posterior adaptación a la prótesis y activación del metabolismo.

Tengamos siempre en cuenta unas recomendaciones sobre los vendajes:

  • Cambiarlo cada 4 o 6 horas.
  • Tener el muñón vendado siempre durante el primer año, una vez que se empiece a colocar la prótesis, cada vez que se retire esta, volver a vendar.
  • Masajearlo varias veces al día en el cambio de venda. Siempre en sentido ascendente para evitar edemas y por toda la zona del muñón. Acostumbrando a realizarlo por la mañana al levantarse y al acostarse a la noche.
  • Si en algún momento se notan palpitaciones o que se vuelve violeta el color de la piel quitar el vendaje inmediatamente y volver a vendar.

El dolor del miembro fantasma. ¿Qué es y qué factores lo desencadenan?

Aunque se desconocen las causas de este fenómeno, entre el 50% y el 80% de las personas después de sufrir una amputación sea de un miembro o un órgano interno refieren al doctor la sensación de que su miembro aun sigue ahí, sensación del miembro fantasma. A veces la sensación es hormigueo, otras entumecimiento, de frío y calor, o que el miembro está en posición incómoda. Pero a veces lo que sienten es dolor, en este caso se llama dolor del miembro fantasma.

Afortunadamente en la mayoría de los casos estos síntomas lentamente se van haciendo menos frecuentes y más débiles, hasta al fin desaparecer.

Se dice que una de las causas puede ser que en nuestro cerebro tenemos una zona reservada para la zona amputada, ante la falta de impulsos nerviosos que corrijan la nueva situación, nuestro cerebro sigue generando sensaciones por su cuenta que él mismo considera coherentes. 

Existen factores que pueden desencadenar que el dolor del miembro fantasma empeore:

  • Infecciones
  • Estrés
  • Cambios de clima
  • Estar demasiado cansado
  • Ejercer demasiada presión sobre el otro miembro
  • Mala circulación
  • Hinchazón en la parte del miembro que aún existe

Como medidas o tratamiento de los síntomas se aconseja estar lo más relajado posible, intentando relajar el miembro faltante, mantener caliente el miembro restante así como moverlo y ejercitarlo, masajear el muñón, medias de compresión y vendaje.

En el caso que sea dolor de miembro amputado y éste no desaparezca con el tiempo, la mejor solución en este caso es la medicación. Se incluyen los antidepresivos, anticonvulsivos, opiáceos (morfina), blacofeno (relajante muscular), clorpromazina, etc.

También en algunos casos resulta útil la estimulación nerviosa eléctrica (TENS, estimulación magnética transcraneal y la estimulación de la médula espinal). 

Tratamiento fisioterápico en amputaciones

Tratamiento preoperatorio:

En esta fase es importante la realización de ejercicios generales para fortalecer toda la musculatura y tener una mejor evolución después de someterse a la operación. Es importante realizar fisioterapia respiratoria para evitar problemas. Movilizaciones pasivas, activas y asistidas, tratamiento de contracturas y estiramientos.

Tratamiento post-operatorio:

Debe iniciarse lo más pronto posible. Esta fase se centra en lograr la independencia funcional, la movilidad sin la prótesis y así como la preparación para una posible prótesis. Vamos a trabajar con los vendajes compresivos para ir dando forma al muñón, movilizaciones pasivas para conservar el arco articular, ejercicios de fortalecimiento del miembro del muñón, seguiremos con el trabajo respiratorio, cuidados posturales realizando fortalecimiento de tronco y miembros, corrección postural delante del espejo y ejercicios en paralelas.

Tratamiento protésico:

Una vez que haya ganado fuerza muscular empezamos con la recepción de la prótesis. En una primera fase empezará a aprender a colocársela y quitársela correctamente para ir aumentando su tolerancia, ejercicios de equilibrio, corrección postural delante del espejo, distribución del peso entre los dos miembros, balanceos anteroposteriores y laterales, patrones estáticos de la marcha y de la postura. En una segunda fase los patrones serán dinámicos, entrenamientos en paralelas y comienzo del aprendizaje del uso de material de apoyo como bastones y corrección del patrón de la marcha. En una tercera fase los patrones dinámicos se realizarán fuera de las paralelas y empezaremos a utilizar superficies irregulares, aumentando distancias y disminuyendo el uso de bastones. En una última fase los patrones dinámicos se realizarán en superficies irregulares, subir y bajar escaleras, y la incorporación desde el suelo en caso de caídas.

¡Atención en prótesis de miembro inferior!

  • Rotación interna o externa del pie
  • Inclinaciones del tronco
  • Asimetría en la longitud de los pasos
  • Marcha en abducción
  • Hiperextensión brusca de la rodilla
  • Marcha de puntillas sobre el miembro sano
  • Aumento de la base de sustentación
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.2 (44 votos)

comentarios (3)

Comentario

Avatar

buena información como siempre, gracias

Comentario

Avatar

muy bueno los consejos y articulos

Comentario

Avatar

tengo una amputacion por encima de la rodilla dentro de dos dias cumpla un mes la herida esta practicamente sana aunque aun tengo postillas ,cuando debo empezar el vendaje y la fisoterapia gracias

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments