Fortalecimiento y propiocepción

Fortalecimiento y propiocepción

El fortalecimiento y la propiocepción es esencial en el entrenamiento de cualquier deportista, ambos elementos brindan a la persona un mejor desempeño y previenen la aparición de lesiones.
Fortalecimiento y propiocepción

Los deportistas deben incluir en su entrenamiento además de diferentes capacidades físicas, como es la fuerza muscular, actividades que incluyan propiocepción, ya que ambas áreas deben ser cubiertas por el individuo, para poder lograr un mayor desempeño y al mismo tiempo evitar lesiones musculoesqueléticas. Por lo tanto al realizar ejercicios de fortalecimiento, propiocepción y estiramientos, le proporcionamos a nuestros tejidos la capacidad de adaptarse a las demandas que se requiere para la práctica deportiva.

Fortalecimiento y propiocepción

Durante la práctica deportiva se deben realizar entrenamientos que incluyan ejercicios de fuerza muscular, velocidad, coordinación, equilibrio, propiocepción y los estiramientos, para que sea considerada una actividad completa. Por eso cada una de esas áreas deben ser abordadas de manera completa por los deportistas.

En el caso de la propiocepción y el fortalecimiento, estos requieren de un trabajo minucioso y progresivo para evitar lesiones comunes en el deportes, tal como ocurre con la aparición de desgarros, contracturas y esguinces.

"Al realizar ejercicios de fortalecimiento y propiocepción les brindamos herramientas a nuestro cuerpo para responder a las demandas del exterior"

¿Qué es la propiocepción?

La propiocepción es la capacidad que tiene nuestro cuerpo para identificar donde se encuentran todas sus partes, sin necesidad de ser observado. Es decir, que al cerrar los ojos y mover por ejemplo piernas y brazos, nuestro cerebro sabe en que posición se localizan sin incluir nuestra vista como ayuda.

Pero para poder lograrlo el organismo necesita de un complejo sistema propioceptivo que trabaja en conjunto para lograr transmitir todas las señales que provienen del exterior. Y ese sistema se componen de las siguientes receptores propioceptivos:

  • Receptores de los ligamentos y cápsulas articulares.
  • Órgano tendinoso de Golgi, que capta la distensión muscular.
  • Huso neuromuscular, que se ubica entre el músculo y el sistema nervioso periférico.
  • Receptores internos del conducto auditivo, que trabajan en el sistema vestibular.

¿Cómo podemos trabajar la propiocepción?

Muchos ejercicios pueden emplearse para trabajar la propiocepción, pero en general deben realizarse con distintas superficies inestables que le permitan a los receptores propioceptivos activarse y así trabajar este sentido del cuerpo.

Ahora bien, entre las superficies usadas para la trabajar al sistema propioceptivo se encuentran en balón bosu, las tablas de equilibrio que se encuentran en diferentes presentaciones y todas aquellas bases que generen inestabilidad para que así el cuerpo pueda responder a los estímulos del exterior.

¿Qué es el fortalecimiento?

La fuerza muscular es una capacidad física que permite que podamos vencer diferentes resistencias, lo cual es posible gracias a la activación de los componentes de los músculos y a los estímulos que se transmiten con los ejercicios que se enfocan en el fortalecimiento.

¿Cómo se puede fortalecer los músculos?

Los ejercicios de fortalecimiento pueden ser realizados de diferentes formas y posiciones dependiendo del lugar del cuerpo que se desee trabajar, por eso entre los variaciones encontramos los mencionados a continuación:

  • Posición: sedente, de pie, decúbito prono, supino y en el suelo. Los cambios de posiciones nos pueden proporcionar diversos tipos de ejercicios.
  • Se pueden fortalecer los músculos de la rodilla, tobillo, pierna, brazo, abdomen, espalda y los pélvicos.
  • Movimientos: dependiendo del área a trabajar se realizan movimiento de flexión, extensión, abducción, aducción y rotación.
  • Tipos de contracción: concéntrica, excéntrica e isométrica.
  • Herramientas: ligas, pesas, tablas de estabilidad, balones y el propio cuerpo venciendo la gravedad.

¿Por qué es importante fortalecer y realizar ejercicios de propiocepción para el deportista?

El ser humano está compuesto de diferentes sistemas corporales que trabajan en conjunto, pero que requieren de diversos enfoques para mantenerlos activos. Por ejemplo, los músculos y los sistemas propioceptivos en conjunto, nos ayudan a mantener el equilibrio, la postura, la estabilidad corporal, la posición en el espacio y a realizar de manera coordinada cada movimiento que requerimos tanto en el deporte como en la vida diaria.

"En la práctica deportiva deben incluirse ejercicios de fuerza y propiocepción para evitar lesiones"

Por lo tanto durante la práctica de deportes es importante y necesario que se trabaje la propiocepción y la fuerza de pierna, tobillo y rodilla con especial relevancia para las actividades como el fútbol, baloncesto y el running; los brazos, espalda y antebrazo para los que realizan deportes que implican los miembros superiores.

Además, de que son ejercicios que ayudan a lograr el mejor gesto deportivo y así un buen rendimiento, también ayudan a los deportistas a evitar lesiones musculoesqueléticas, tal como los esguinces de rodilla y tobillo, tendinitis, contracturas y desgarros.