Cadena cinética cerrada

Definición

La cadena cinética cerrada se define como el conjunto de movimientos donde la parte distal y proximal están fijas, y el resto del cuerpo se desplaza. 

El entrenamiento físico busca potenciar las habilidades musculares del cuerpo, pero para ello es necesario conocer qué movimiento es el ideal para mejorar la condición física sin ocasionar alguna lesión articular, muscular, tendinosa o ligamentosa, además de saber que tipo de fuerza y que cantidad de fuerza es soportada por el individuo de acuerdo a sus condiciones o antecedentes lesivos. 

"Conjunto de movimientos donde la parte distal y proximal están fijas, y el resto del cuerpo se desplaza."

¿Para qué se utiliza el ejercicio de cadena cinética cerrada?

Los ejercicios de cadena cinética cerrada se utilizan para el entrenamiento de forma global en el cuerpo, es decir es un entrenamiento que permite reclutar mayor cantidad de músculos estabilizadores, generalmente de la zona abdominal o core

El ejercicio de cadena cinética cerrada se considera que son más seguros y funcionales en periodos de recuperación de lesiones.

¿Cuáles son las indicaciones de los ejercicios de cadena cinética cerrada?

Este tipo de ejercicios generan mayores fuerzas de comprensión en la articulación, generando un aumento importante en la estabilidad de las articulaciones, de esta misma forma están indicados cuando se requiere aumentar la densidad ósea, por lo que en casos de osteoporosis se sugiere optar por estos ejercicios que estimulan una mayor densidad en el hueso

Para mas información visite remodelación o formación ósea.

También están indicados en fases de recuperación de ligamentos ya que producen menor estrés y no afectan la estructura ligamentosa lesionada, además permite un equilibrio dinámico de este elemento.

"Generan mayores fuerzas de comprensión en la articulación."

¿Cuáles son los ejercicios de cadena cinética cerrada?

Un ejemplo de ejercicios de cadena cinética cerrada es la sentadilla, en ellas los pies y las manos (zona distal) se encuentran fijos durante el movimiento, mientras que el resto del cuerpo de desplaza de arriba hacia abajo y viceversa, es decir el centro de gravedad se balancea durante el rango de recorrido de un punto 1 a un punto 2.

Otro ejemplo serían las flexiones de brazos, ya que la articulación de la muñeca en todo momento se encuentra en contacto con la superficie del suelo y no se desplaza.