Cifosis o postura cifótica

Definición

La cifosis es una curvatura fisiológica y normal que se encuentra exclusivamente en la columna torácica, cuando está curvatura que presenta ángulos precisos aumenta considerablemente, es lo que se conoce como hipercifosis. Existen ocasiones que cuando aparece la hipercifosis podemos encontrar una compensación en las otras curvaturas fisiológicas teniendo así una hiperlordosis en cervical o lumbar.

Cuando se realiza el examen de la postura y se estudia la anatomía de la columna vertebral, se encuentra que vista desde el lateral, existen unas curvas que varían de acuerdo a la zona de la columna donde se encuentren. Mientras en la cervical y la lumbar se observa una cavidad (lordosis fisiológica), en la dorsal o torácica se tiene una prominencia que simula una montaña pequeña (cifosis fisiológica). Cuando estas curvas que son normales aumentan, nos encontramos ante la presencia de una hipercifosis o hiperlordosis.

Además de las enfermedades mencionadas, otra de las alteraciones que puede presentar la columna vertebral y la musculatura de la espalda es la escoliosis, esta suele causar aún más síntomas y dolor vertebral. 

"La cifosis es una curvatura normal de la zona dorsal de la espalda, que puede aumentar considerablemente por causas como la enfermedad de Scheuermann"

¿Qué características presenta la cifosis y la hipercifosis?

La cifosis fisiológica es aquella que presenta unos ángulos precisos, que son de 20° a 40° aproximadamente, pero cuando estos límites son superados en exceso es que se considera la aparición de la hipercifosis (más de 45°).

Cuando aparece el aumento exagerado de la columna dorsal, es decir aumento de la anormal de la cifosis, se pueden presentar síntomas como dificultad respiratoria, sensación de opresión, dolores en la espalda y debilidad en los músculos paravertebrales (esplenios, oblicuos, iliocostal).

¿Qué produce el aumento de la cifosis?

La postura cifótica o hipercifosis aparece generalmente en personas con deficientes hábitos posturales que alteran la columna vertebral, a cambios en la musculatura, aumento de la laxitud articular, dificultad para ver (necesidad de lentes lo que produce una mala postura) y alteraciones congénitas como desarrollo incompleto de las vértebras o por el contrario aparición de una vértebra de más, es decir, supernumeraria.

Otra causa que también se debe tener en cuenta, es la enfermedad de Scheuermann en la cual ocurre una fusión equivocada entre la parte anterior de las vértebras de la columna.

"Existen muchas causas de la hipercifosis, siendo la enfermedad de Sheuermann una de ellas, todas necesitan de tratamiento"

Debido a que la cifosis anormal puede ser producto de muchas causas es importante que la persona con alguno de los síntomas mencionados, acuda al médico para que se determine y establezca un correcto diagnóstico médico.

¿Cómo corregir el aumento de la cifosis?

Los ejercicios y los cambios posturales son el mejor tratamiento para corregir el aumento de la cifosis fisiológica. Con ayuda de un profesional de la fisioterapia que te enseñe y eduque posturalmente, podrás notar una gran diferencia y te sentirás mejor. Así como también se evitarán compensaciones con otras partes de la columna y se disminuirá el dolor causado por los desequilibrios musculares.

"Cuando el tratamiento conservador no ha dado buenos resultados para corregir la cifosis patológica, es recomendable la realización de una cirugía por parte de un médico especialista para aliviar el dolor y para alinear las vértebras"

Existen ocasiones que el tratamiento conservador (fisioterapia), no consigue los efectos buscados, que no disminuye en dolor o que simplemente la cifosis es muy marcada, y es en esos casos que resulta necesario la cirugía para alinear nuevamente la espalda.