Hueso grande

Definición

El hueso grande es una estructura ósea de gran tamaño, que pertenece a la región del carpo de la mano, y el cual es llamado de esa forma ya que es el que presenta mayor dimensión en comparación con el hueso pisiforme, piramidal, escafoides, semilunar, trapecio, trapezoide y ganchoso.

Los huesos son estructuras conformadas de tejido óseo, células y médula ósea, los cuales son los encargados de crear un armazón en todo el cuerpo. Entre esas estructuras podemos encontrar una zona de la mano compuesta de 8 huesos, llamada los huesos del carpo.

¿Qué significa hueso grande?

La palabra "grande" hace referencia a todos aquellos elementos y objetos que al compararlos con otros, resultan ser de mayor tamaño. Es por esa razón, que esta estructura ósea fue denominada con este adjetivo calificativo.

¿Dónde está el hueso grande?

El carpo como ya sabemos posee dos filas de huesos, en la primera podemos encontrar al escafoides, semilunar, trapecio y trapezoide; y en la segunda fila encontramos al hueso grande que se localiza entre el ganchoso y el trapezoide.

"Es una estructura prominente que se ubica en la segunda hilera del carpo, entre el ganchoso y el trapezoide"

¿Qué función tiene el hueso grande?

De acuerdo a la anatomía del carpo, el hueso grande presenta tres partes, las cuales son conocidas como cabeza, cuerpo y cuello. Ahora bien, en cuanto a sus caras sabemos que están diseñadas para poder articularse con los otros huesos carpianos y con el tercer metacarpiano, lo cual es importante para formar las articulaciones internas carpianas y la articulación carpometacarpiana del tercer dedo.

Lesiones del hueso grande

Al igual que los otros huesos de la mano y muñeca, este puede verse afectado en aquellas circunstancias donde se produzcan caídas, golpes o traumatismos directos en la región.

Cuando esto ocurre la mano y muñeca, tienden a inflamarse, se torna enrojecida la piel, se calienta y además se produce dificultad para realizar los movimientos cotidianos. Entonces debido a estas características clínicas, resulta sumamente importante que la persona sea evaluada por un médico, con la finalidad de determinar la extensión del daño.

Una vez que se ha realizado la evaluación y el tratamiento médico pertinente, es necesario realizar terapia física en la cual se fortalezca los tejidos y se devuelva la funcionalidad.