Metáfisis

Definición

La metáfisis es la región de los huesos clasificados como largo, que se localiza entre la epífisis o extremos y el cuerpo o diáfisis. En cuanto a su importancia, esta es la zona en la cual se encuentra el cartílago de crecimiento, es decir que es importante para el desarrollo óseo.

Los huesos dependiendo de la forma y la estructura, se pueden clasificar en planos, largos, irregulares y cortos. De los cuales, los de mayor longitud se dividen de acuerdo a su anatomía en: metáfisis, epífisis y diáfisis.

"Es la parte de cada hueso largo en la cual se encuentra el cartílago de crecimiento"

¿Qué significa metáfisis?

El origen etimológico del término metáfisis, indica que es una palabra que fue utilizada por los griegos para nombrar aquellas partes de los huesos que tienen la función principal de ser parte del crecimiento óseo y que además contienen parte de la médula ósea

¿Dónde se encuentra la metáfisis?

Esta región se localiza solo en los huesos largos, justo entre la epífisis que es la parte más externa y la diáfisis que es la más central. Entonces, esta parte se localiza en huesos como el cubito, radio, fémur, húmero, metacarpianos, tibia y peroné.

¿Cuál es la función de la metáfisis?

Aparte de ser importante porque pertenece a la anatomía del esqueleto, es muy importante debido a que es la única zona ósea que presenta el cartílago de crecimiento. Este cartílago del que hablamos se mantiene en los bebés y los niños durante los primeros años del desarrollo, hasta que cumple su función para el infante. 

Pulse aquí para obtener más información sobre la fisis de los huesos.

"Se localiza en fémur, tibia, peroné, radio, húmero y cubito" 

¿Qué lesiones afectan a la metáfisis?

Al igual que otras partes óseas, la metáfisis puede verse lesionada cuando se presentan traumatismos directos en los huesos de la extremidades.  Ahora bien en este tipo de lesiones, la fractura suele ser el resultado, lo cual produce cambios en la funcionalidad del hueso por discontinuidad del tejido óseo.

Este tipo de fractura, en los niños que aún se encuentran en crecimiento puede convertirse en un problema dependiendo del grado de la lesión.