Método de Rood

Definición

El método de Rood es una técnica de tratamiento utilizada en la fisioterapia para tratar las alteraciones del tono de los músculos y la sensibilidad, en pacientes con patologías neurológicas o traumatológicas. 

El tratamiento fisioterapéutico de las diversas patologías neurológicas se enfocan en el abordaje del tono muscular, el movimiento y la sensibilidad, esto se debe a que el sistema nervioso central es el encargado de estas funciones.

 "Técnica de tratamiento utilizada en la fisioterapia para tratar las alteraciones del tono de los músculos y la sensibilidad."

¿Para qué se utiliza el Método de Rood?

Este método se utiliza como tratamiento de los trastornos del sistema nervioso central, para lograr cambios en el tono muscular afectado por esas lesiones centrales, además de estimular los receptores sensoriales cutáneos. 

¿Cuáles son las indicaciones del Método de Rood?

El método de Rood genera diversos beneficios en pacientes con lesiones traumatológicas como un postoperatorio de reconstrucción del ligamento cruzado anterior en la que la zona de la cicatriz suele verse afectada sensorialmente.

Además en la patologías neurológicas como los accidentes cerebrovasculares o parálisis cerebral infantil, lesiones medulares también se utiliza esta técnica, ya que estas afecciones se caracterizan por una alteración en el tono muscular del paciente.

"Este método se utiliza como tratamiento de los trastornos del sistema nervioso central."

¿Cuáles son los objetivos del Método de Rood?

El método de Rood está formado por varios elementos que buscan mejorar las condiciones del paciente, por lo que sus objetivos son normalizar el tono muscular utilizando la estimulación sensorial para generar una respuesta refleja, también busca con su intervención el control sensorio motor en base al desarrollo, además el movimiento deliberado y la repetición de este movimiento para el aprendizaje. 

Para lograr estos objetivos el método de Rood utiliza varias técnicas para ello, como:

  • La técnica del cepillado rápido (consiste en cepillar rápidamente y realizar varias repeticiones en la piel o los dermatomas para conseguir un estímulo del umbral)
  • El golpeteo (se aplica generando toques moderados, pero ejerciendo una presión considerable sobre la superficie del músculo, con la idea de estimular sus fibras y conseguir una respuesta)
  • La vibración (cumple una función de estimulación propioceptiva)
  • El frío (esta técnica consigue la estimulación por medio de un agente físico, logrando el mismo efecto que con el cepillado rápido y el frote, generando en el paciente una respuesta postural y tónica)
  • El estiramiento muscular (es usado con el fin de provocar una inhibición de la contracción muscular, para impedir que se desarrolle una tensión excesiva del músculo y favorecer la alteración del tono muscular).

Estas técnicas utilizadas en la fisioterapia y rehabilitación deben ser realizadas por profesionales que sepan realmente cual es la aplicación de los estímulos en los músculos o la ubicación de los dermatomas en el cuerpo, para ello es necesario realizar un evaluación previa por parte del profesional de fisioterapia quien tomará la decisión de utilizar o no esta técnica.