Músculo pterigoideo externo o lateral

Definición

El pterigoideo lateral o externo es un músculo pequeño que se ubica en la región superior de la mandíbula y que junto a otros músculos de la cara, participa en el proceso de la masticación, necesaria para la alimentación oral

Así como encontramos músculos en piernas, brazos y tronco, también se pueden localizar en la cara y en la cabeza, ya que aquí se realizan también movimientos importantes para el ser humano, la expresión y la comunicación. Y entre ellos se incluyen el músculo pterigoideo lateral y medial, el músculo masetero y el temporal.

"El pterigoideo lateral es un músculo pequeño que se ubica en la parte superior de la región mandibular"

¿Dónde se encuentra el pterigoideo externo?

Siendo parte de los músculos masticadores, se localiza en la zona superior del maxilar inferior, para poder intervenir en los movimientos del hueso. Además se sitúa por fuera del pterigoideo medial que es más interno.

¿Cuál es el origen e inserción del pterigoideo externo?

El músculo lateral se forma de dos porciones que se originan en lugares distintos, pero que comparten el mismo lugar de inserción en el cóndilo mandibular. Por eso se describe su origen de forma separada:

  1. Fibra esfenoidal: se origina en la cresta del esfenoides y el temporal, y en la zona externa de la apófisis pterigoides.
  2. Fibra pterigoideo: una parte tiene su origen en la zona externa de la apófisis pterigoides, otras en el hueso palatino y en la prominencia de la mandíbula.

Además en su trayecto pasan por la articulación temporomandibular para poder insertarse en la mandíbula.

"Es un músculo que tiene la función de mover la mandíbula de un lado hacia otro"

¿Qué función tiene el pterigoideo externo?

Los músculos masticadores trabajan en conjunto para lograr los movimientos del maxilar y de la articulación temporomandibular, pero este músculo en específico realiza movimiento de lateralidad (mueve de un lado hacia el otro el hueso) y de un deslizamiento que se denomina propulsión. Los cuales son necesarios para morder los alimentos, descomponerlos y que luego pasen a las vías digestivas para ser absorbidos los nutrientes que posee.