Articulación temporomandibular

Definición

La articulación temporomandibular o ATM es una unión que se establece entre dos superficies óseas de la cara (mandíbula) y el cráneo, con la finalidad de generar movimientos de oclusión dental y apertura mandibular.

La cara y la cabeza son regiones del cuerpo que aunque poseen múltiples articulaciones, la mayoría de ellas no presentan movimiento, con excepción de la temporomandibular.

"La ATM es la unión que se establece entre la mandíbula y el hueso temporal"

¿Qué forma la articulación temporomandibular?

Para que la ATM pueda establecerse necesita de los ligamentos temporomandibulares y de dos huesos, específicamente del cóndilo de la mandíbula, de los cóndilos del hueso temporal y de la cavidad glenoidea. Cuando estas estructuras óseas y los tejidos adyacentes se ven afectadas podemos encontrar dolor y una variedad de síntomas en la cara.

La mandíbula también es llamada maxilar inferior, y es el único hueso de la cara que presenta movimiento. De este hueso se deriva la hilera inferior de los dientes.

¿Dónde se encuentra la articulación temporomandibular?

Encontramos en total dos articulaciones temporomandibulares, una a cada lado de la cara, cercana al conducto auditivo.

¿Cómo funciona la articulación temporomandibular?

Esta articulación funciona gracias a los cóndilos temporales, la cavidad glenoidea del temporal y a los cóndilos de la mandíbula. Debido a esta unión y a todos los componentes articulares, como lo son los ligamentos y la cápsula articular, se pueden realizar los siguientes movimientos.

  • Descenso y elevación.
  • Propulsión y retropulsión.
  • Movimientos de lateralidad.

Todos esos movimientos son los que realizamos para hablar, comer y masticar. Y es debido a la frecuencia con que utilizamos esa articulación que podemos encontrar trastornos en la cabeza y la boca.

¿Qué es el trastorno de la articulación temporomandibular?

Los trastornos o disfunciones de las articulaciones temporomandibulares son lesiones que se presentan en el área de la articulación, debido a desequilibrios en los músculos, desalineaciones y a desgastes articulares.

Cuando estos trastornos se presentan pueden causar síntomas dolorosos e incómodos para la persona. Entre ellos encontramos chasquidos, desestabilización articular, dolor, tensión en los músculos, cefaleas, alteraciones en la oclusión dental, dificultad para comer, entre otros.

"Usualmente cuando una persona siente dolor al mover la boca e inestabilidad en los dientes al morder, puede ser producto de trastorno en la ATM"

Todos esos trastornos de la mandíbula deben ser tratados por un profesional, debido a la presencia de todos los síntomas mencionados.

En cuanto a la solución a estos trastornos, podemos encontrar tratamientos odontológicos, si el trastorno es producto de alteraciones en los dientes, y también tratamientos de fisioterapia para disminuir la tensión de los músculos, el dolor y devolver la funcionalidad a la mandíbula.

En casos de presentar dolor o alguno de los síntomas mencionados, acude con un especialista, el te podrá brindar el mejor tratamiento posible.

Más información sobre los problemas de la ATM, aquí