Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Pie pronador

Definición

El pie pronador es un término que se utiliza para referirse a la pisada que incluye el mayor contacto de la parte interna del pie con el suelo. Es decir, que el tobillo se mantiene en eversión y se tiende a disminuir la bóveda plantar debido a la desviación de la pisada.

Los pies son las regiones del cuerpo y más específicamente de las extremidades inferiores, que se encargan de soportar todo el peso corporal, así como también son las piezas que reciben el impulso para poder desplazarnos.

"El pie pronador es la posición contraria al pie supinador"

En cambio el pie supinador es la pisada que se realiza de forma contraria a la pronación, es decir el pie se mantiene en supinación.

¿Qué síntomas se producen en el pie pronador?

Debido a la inestabilidad del pie las personas con este tipo de pisada tienden a presentar mayores riesgos de lesiones y por tanto también manifiestan síntomas característicos. Los cuales incluyen dolor, tensión muscular, desgaste en las superficies articulares, presencia de pie plano e inestabilidad para caminar.

¿Qué estructuras se afectan cuando el pie se mantiene en pronación?

Cuando se mantiene la posición de pronación por mucho tiempo y la pisada cambia, todos los tejidos (músculos, tendones y ligamentos) que se localizan en el pie alteran su funcionalidad y así mismo se altera la biomecánica. Por estas razones es que comienzan aparecer los síntomas característicos de este tipo de pisada.

¿Cuáles son las causas del pie pronador?

Una de las principales causas de la pronación del pie es la presencia del pie plano, la cual se caracteriza por disminución del arco plantar. Así mismo, puede ser debido a factores hereditarios o de nacimiento, como lo son las deformidades congénitas, también son causantes la distensión de ligamentos, mala postura, movimientos y ejecución de actividades repetitivas, como correr, y finalmente la presencia de un calzado que no es adecuado para la persona.

¿Cómo corregir el pie pronador?

Es importante que cuando se presenten este tipo de pisadas y con el objetivo de evitar lesiones, se realicen ejercicios enfocados en realizar el movimiento contrario, que en este caso sería la supinación del pie.

"Las actividades como correr de manera inadecuada, calzado no adecuado y el pie plano, pueden producir este tipo de pisada"

Pero es importante que las actividades sean instruidas por un terapeuta para que sea el profesional que le brinde al paciente los consejos y herramientas necesarias para disminuir las posibles consecuencias de este tipo de pisada.

Ahora bien, entre los tipos de intervenciones utilizadas en fisioterapia podemos destacar:

  • Actividades para reentrenar la marcha.
  • Ejercicios de fortalecimiento de los músculos supinadores.
  • Estiramiento de los músculos pronadores.
  • Cambio de calzado.
  • Uso de plantillas ortopédicas.
  • Ejercicios para aumentar la estabilidad articular.

Pulse para información sobre el pie supinador y los consejos para evitar las consecuencias.