Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Vías eferentes o motoras

Definición

Las vías eferentes o descendentes son elementos que forman parte de la médula espinal, y que se encargan de enviar la información motora que proviene tanto de la corteza cerebral como del tronco del encéfalo. Entonces debido a su origen y recorrido se encargan de activar y controlar el movimiento tanto de los órganos como de las otras partes del esqueleto.

La médula espinal es una estructura del sistema nervioso central, que se encarga de recibir y enviar informaciones sensitivas y motoras, mediante unas vías ascendentes o aferentes y descendentes o eferentes.

"Tanto la vía aferente como la eferente forman parte de los tractos de la médula"

¿Qué tipo de información transmiten las vías eferentes?

A diferencia de la vía aferente que recibe los estímulos sensitivos de los receptores localizados en distintas zonas del cuerpo; la vía eferente al salir de la médula se encarga de enviar los impulsos nerviosos que activan los músculos y la función de las vísceras.

¿De dónde provienen las vías eferentes?

Los núcleos de los tractos descendentes provienen tanto de la corteza cerebral como del tronco del encéfalo. De acuerdo a la anatomía del sistema nervioso, esos tractos salen del corteza motora primaria, mesencéfalo, núcleos vestibulares, sustancia reticular y de la médula oblongada.

¿Qué función cumplen las vías eferentes?

Aunque todos los tractos tienen funciones con respecto a los movimientos, todas cumplen un rol diferente. A continuación, una breve descripción de la función de cada vía descendente:

  1. Vía piramidal. Es la principal encargada del movimiento, ya que controla tanto los movimientos axiales, como del tronco y las extremidades. 
  2. Rubroespinal. Controla el tono muscular.
  3. Tectoespinal. Participa en los reflejos de ojos, cabeza y cuello. 
  4. Vestibuloespinal. Mantiene la gravedad. 
  5. Reticuloespinal. Participa en la postura y la locomoción. 
  6. Rafespinal. Trabaja controlando la comunicación entre las neuronas sensitivas.

¿Qué enfermedades producen la alteración de las vías eferentes?

Al hablar de las enfermedades de la vía eferente, debemos tener en cuenta que estas son generadas cuando se presentan bloqueos e interrupciones en el recorrido de las funciones motoras. En estos casos, encontramos afectaciones tanto sensitivas como motoras, ya que la señal que indica las sensaciones no puede ser respondida adecuadamente.

Es por esa razón, que las neuronas del sistema nervioso central se afectan, ocasionando lesiones medulares que incluyen parálisis, reflejos abolidos, bajo tono muscular, pérdida de la sensibilidad, y trastornos vesicales.

Presione aquí, para obtener información sobre las vías aferentes y sus respectivas funciones.