Cirugía de Túnel Carpiano, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
344
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso
Éste síndrome afecta frecuentemente a personas que laboran en oficina o que realizan constantemente tareas que conllevan el uso de la articulación de la muñeca. El síndrome del Túnel Carpiano se manifiesta con importante dolor de la muñeca acompañado de trastornos nerviosos en los dedos pulgar, índice y medio cómo consecuencia de la compresión sostenida al nervio mediano. Ponerle fin a ésta afección es posible mediante tratamientos conservadores en casos leves, pero en casos más agravados será necesario una Operación del túnel carpiano en donde se descomprime el nervio mediano. A continuación. hablaremos más acerca de éste método quirúrgico de solución del síndrome de túnel carpiano:

¿Qué es el túnel carpiano?

El Túnel carpiano es una estructura anatómica tubular muy importante de la muñeca, ubicado en su zona anterior, en esta estructura los tendones flexores de todos los dedos de la mano se unen con el nervio mediano. Por lo tanto, el nervio mediano pasa por la muñeca e inerva los músculos flexores de la mano y las áreas sensoriales en el pulgar, el índice, el dedo medio y, a veces, también en el dedo anular. El aumento de la presión en el túnel carpiano puede afectar la función de este importante nervio mediano, dando inicio a un síndrome de Túnel carpiano. Si el nervio mediano está expuesto a una mayor presión, puede sufrir daños permanentes que deterioran la función, la destreza, la fuerza y la capacidad de coordinación de la mano.

Causas del túnel carpiano

Son variadas la causas que pueden conllevar la formación del síndrome del túnel carpiano, de las cuales podemos destacar:
  • Sobrecarga de la mano y mal posicionamiento de la muñeca, producto de un mal posicionamiento frente al ordenador por un teclado no ergonómico o también puede ocurrir por actividades deportivas como el ciclismo.

  • Cambios hormonales y físicos durante el embarazo.

  • Alteración del metabolismo del ácido úrico.

  • Artritis reumatoide.

  • Hinchazón de los tendones.

  • Fracturas de muñeca mal consolidadas.


Cuando se realiza la cirugía

La operación del síndrome del túnel carpiano, se realiza cuando la terapia conservadora como protección, inmovilización nocturna o inyecciones de cortisona no han producido una mejoría suficiente. De igual forma se recomienda la cirugía si el nervio mediano comprimido comienza a mostrar déficits significativos, como un sentido del tacto alterado o un debilitamiento de los músculos inervados por él. Si el síndrome del túnel carpiano causado por otras enfermedades o lesiones, como fracturas o dislocaciones de los huesos del carpo gravemente curadas, esto también es un motivo para proceder con la cirugía.
  • Retrasarlo lo más posible

  • Agotar todos los recursos terapéuticos


En Qué Consiste la Cirugía

El procedimiento quirúrgico para tratar el síndrome de túnel carpiano se hace con uso de anestesia local, se inicia colocando una venda de goma para impedir un flujo sanguíneo renovado durante el procedimiento y brindarle al cirujano una mejor visión. Existe dos posibilidades a la hora de solucionar el síndrome de túnel carpiano por cirugía:
  • Cirugía Abierta: después de una incisión en la piel en el interior de la muñeca, la banda media del tejido conectivo (retináculo flexor) se corta para dar más espacio al nervio. Mediante éste método se puede eliminar tumores benignos en los tejidos blandos o tejido tendinoso engrosado que puede ejercer presión sobre el nervio mediano. 

  • Cirugía endoscópica: una pequeña incisión en la piel (aproximadamente 1 cm.) es realizada en la palma de la mano. Posteriormente, se inserta un endoscopio delgado y la banda de retención (retináculo flexor) se corta bajo luz de video con un bisturí especial. La ventaja de este método es una herida pequeña y, por lo tanto, una curación más rápida con menor tiempo de menor cicatrización. 

Al final del procedimiento, se suturan las incisiones de la piel y se crea un vendaje firme. Dependiendo del tipo de procedimiento, se inserta un pequeño tubo de plástico para el drenaje del exudado de la herida, que se retira después de unos días en el caso de procedimiento abierto.

Resultados Esperados

La operación del síndrome del túnel carpiano a menudo alivia el dolor inmediatamente después del procedimiento por el alivio de la presión del nervio mediano que es generado por la división del ligamento carpiano del lado flexor (retináculo flexor). En casos muy avanzados, las sensaciones de entumecimiento existentes (alteraciones sensoriales) o el desgaste muscular mejoran progresivamente posterior al procedimiento.
  • Buen resultado en más del 80% de los casos

  • Depende entre otras cosas de la correcta indicación de la cirugía


Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención


  • Reducir la inflamación y dolor

  • Se puede hacer uso de drenaje linfático manual para fomentar los procesos de absorción de la inflamación postoperatoria y de agentes físico como crioterapia y termoterapia, lo que contribuirá positivamente en la llegada de endorfinas, brindando analgesia a la región.
  • Comenzar a estimular la contracción

  • Debe iniciarse el movimiento de dedos, se puede iniciar realizando movilizaciones suaves tocando con el dedo pulgar la punta de los dedos restantes o abriendo y cerrando la mano.

 Posteriormente


  • Asegurar la calidad de la cicatriz

  • Dado que pequeños nervios cutáneos pueden cortarse a través de la incisión, puede dejarse una sensación de entumecimiento en el área de operación. Por lo que es necesario estimular los portales de incisión de manera manual una vez se hayan retirado los puntos de sutura, fomentando de esta manera su adecuada cicatrización y disminuyen la presencia de trastornos sensitivos.
  • Estiramiento de Flexores

  • A medida que ha culminado el proceso de reparación tisular es necesario restablecer la flexibilidad de los flexores y evitando que el retináculo flexor vuelva a congestionarse.
  • Fortalecer musculatura

  • Mantener un buen tono muscular es necesario para lograr evitar recidivas a futuro.
  • Readaptación funcional

  • Restablecer la coordinación de los movimientos de los dedos y de la muñeca, mediante ejercicios en donde se fortalece los diferentes tipos de tomas que posee la mano y también con ejercicios de coordinación y propiocepción de la articulación de la muñeca.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar