Axón o neurita

Definición

El axón o neurita es definido en anatomía como una prolongación que se deriva del soma o cuerpo neuronal y que tiene como meta lograr la sinapsis neuronal. Así mismo sabemos que el axón está recubierto en algunas zonas con las células de schwann, lo cual permite que la conducción nerviosa se de más rápido y efectivo que en la zonas donde no hay mielina.

Las neuronas son pequeñas células del sistema nervioso que se conectan unas con otras mediante la sinapsis neuronal, con el fin de transmitir diferentes informaciones sensitivas. Pero para que esa comunicación pueda darse efectivamente se necesita de un componente esencial de las neuronas, conocido como el axón.

Los axones poseen un área amplia que está cubierta de mielina, y otra muy pequeña en la que se encuentra el nódulo de Ranvier durante la cual el impulso nervioso pasa más lento por falta de mielina.

"Los axones necesitan estar cubiertos de mielina para que se pueda conducir más rápido el impulso nervioso"

¿Dónde se encuentra el axón de la neurona?

Los axones son partes de las neuronas, que se derivan del cuerpo neuronal y que se prolongan hasta el inicio de otra neurona con la cual establecerá la sinapsis.

¿Qué función cumple el axón?

El axón es una estructura nerviosa con forma alargada y delgada que sale del cuerpo de la neurona, con la finalidad de transmitir el impulso nervioso a otra célula nerviosa, y que así viaje por otras estructuras nerviosas hasta llegar al centro superior donde se ejecutará la orden motora.

Más información sobre los impulsos nerviosos.

¿Cuál es la importancia del axón?

Para que los impulsos nerviosos sean transmitidas de célula en célula se necesita que se establezcan diferentes conexiones. Esas conexiones se dan entre el axón y la dendrita; un axón con otro axón, una dendrita con otra, el soma con una dendrita y por último el soma con el soma.

"Importante para que se establezca la sinapsis y se transmita el impulso nervioso"

¿Qué es la degeneración axonal?

Las enfermedades como la Esclerosis Múltiple y el Guillain Barré son las más características de la degeneración a nivel de los axones. Durante esas lesiones las funciones nerviosas se ven interrumpidas por pérdida de la transmisión del impulso nervioso como consecuencia de una degeneración axonal. 

La pérdida de esas funciones ocasiona alteraciones en la sensibilidad, pérdida de la fuerza muscular, cambios en las actividades de la vida diaria, pérdida del movimiento y de las funciones vitales como la respiración.