Síndrome de Guillain Barré

Definición

El Síndrome de Guillain-Barré es una polineuropatía en la que el que sistema inmunológico del cuerpo ataca los nervios y se inflaman lesionando la vaina de mielina que los protege.

La polineuropatía es un trastorno que afecta los nervios periféricos y suelen causar debilidad muscular o pérdida de la sensibilidad, generalmente aparece de forma progresiva partiendo de las zonas más distales del cuerpo disminuyendo la capacidad de movilidad en el paciente.

"Polineuropatía en la que el que sistema inmunológico del cuerpo ataca los nervios y se inflaman."

¿Qué causa el Síndrome de Guillain-Barré?

El Síndrome de Guillain-Barré aparece como una reacción del sistema autoinmune, en el que el propio organismo ataca la vaina de mielina que recubre el nervio o el axón.

¿Cuáles son los signos y síntomas del Síndrome de Guillain-Barré?

Los síntomas principales del Síndrome de Guillain-Barré es la debilidad muscular generalizada, la cual se acompaña de sensaciones de hormigueos, pérdida de la sensibilidad y arreflexia.

Suelen verse afectados por la debilidad muscular o parálisis los músculos respiratorios, faciales y los músculos de la deglución, además de la presencia de variaciones en la presión arterial, retención de orina o estreñimiento. 

En ocasiones el Síndrome de Guillain-Barré genera parálisis y el proceso de la marcha se hace inestable. 

"El principal síntoma del Síndrome de Guillain-Barré es la debilidad muscular generalizada."

¿Cuál es el tratamiento para el Síndrome de Guillain-Barré?

Los síntomas del Síndrome de Guillain-Barré se caracterizan por avanzar de forma rápida, por lo que los pacientes que sufren de esta enfermedad deben ser atendidos urgentemente, debido a las complicaciones del sistema respiratorio que suelen producirse, por lo que si es necesario se utiliza la ventilación mecánica para ayudarlos. 

El aporte de la fisioterapia es significativo en este síndrome ya que esta se enfocará en mejorar la movilidad del paciente, así como a recuperar la fuerza muscular, equilibrio y propiocepción para la bipedestación como la marcha. 

Para ello se utilizan métodos como el Método de Rood, Bobath, Kabat, electroestimulación, ejercicios isométricos, movilizaciones activas y pasivas, estiramientos musculares y ejercicios respiratorios.