Bursa sinovial

Definición

La bursa es una estructura en forma de bolsa que contiene un líquido espeso llamado sinovial, que puede estar localizada entre dos superficies articulares, tendones o músculos, con la finalidad de permitir una mejor relación y evitar el roce cuando se produce un movimiento.

En el cuerpo humano podemos encontrar unas zonas de unión que son llamadas articulaciones, esas uniones que se establecen entre huesos de diferentes regiones corporales pueden variar dependiendo de los componentes que intervengan en la articulación. Uno de esos elementos articulares son las bursas sinoviales.

"Bolsa que contiene líquido sinovial y que evita el roce entre las estructuras de las articulaciones"

¿Qué función tiene la bursa sinovial?

La bolsa sinovial es una estructura de tejido conectivo que está diseñada con la finalidad de servir de almohada y amortiguación en todas las articulaciones donde se encuentra. Ese líquido espeso que se encuentra en su interior absorbe las fuerzas y el impacto que se genera entre las estructuras articulares cuando se genera un movimiento.

¿Dónde se encuentra la bursa sinovial?

En el cuerpo humano podemos encontrar diferentes tipos de articulaciones, una de ellas son las diartrosis, y es en este tipo de unión donde se encuentran las bursas.

Las bursas más conocidas y más afectadas por lesiones como la bursitis, son la bursa subacromial, la del olécranon (codo) y la de la rodilla.

"Las bursitis que son más comunes por su dolor intenso son la subacromial, la del olécranon y la rotuliana"

¿Qué lesiones afectan a la bursa sinovial?

Las bursas pueden verse constantemente lesionadas debido a traumatismos, por movimientos repetitivos o por situaciones en las que se exceda la movilización de la articulación. Esta lesión de la bolsa sinovial es conocida como bursitis y puede afectar a cualquier articulación que sea sometida a los factores antes mencionados.

La bursitis es una lesión que ocasiona un proceso inflamatorio en el tejido conjuntivo, lo cual conlleva a la aparición de dolor en la región afectada y debilidad en los músculos adyacentes.

Los síntomas que generan las bursitis son dolor, en algunos casos debilidad muscular, presencia de edema, limitación en las actividades y en los movimientos que impliquen mover la zona lesionada.

"El dolor que es un síntoma característico de la bursitis puede variar de intensidad de acuerdo al grado de la lesión"

En cuanto al tratamiento de la bursitis, este es llevado por el fisioterapeuta, el cual te indicará una serie de ejercicios y actividades para realizar, con el fin de disminuir los síntomas asociados.

Otro tipo de bursitis es la cadera, más información aquí.