Enfermedad de Huntington

Definición

La enfermedad de Huntington o corea de Huntington como también es denominada es un trastorno neurodegenerativo del sistema nervioso central que se caracteriza por movimientos involuntarios de tipo coreicos, además de trastornos de la conducta, psiquiátricos y de demencia.

Los trastornos neurológicos son afecciones del sistema nervioso central y/o del sistema nervioso periférico, que suele causar diversas alteraciones en el organismo desde trastornos en los movimientos, en la sensibilidad y en la conducta.

"Trastorno neurodegenerativo del sistema nervioso central que se caracteriza por movimientos involuntarios de tipo coreicos."

¿Por qué se produce la enfermedad de Huntington?

La enfermedad de Huntington se desarrolla producto de un defecto hereditario en un gen denominado huntingtina (HTT).

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Huntington?

Los síntomas de la enfermedad de Huntington suelen iniciar entre los 30 y 50 años de edad del paciente con trastornos en la conducta y con un signo característico que es la corea, también pueden presentarse otros trastornos del movimiento como los tics.

También presentan otros síntomas como la disfonía, alteraciones del sueño, disfagia, disartria, rigidez, bradicinesia y acinesia.

Por otra parte los síntomas de tipo psiquiátrico en la enfermedad de Huntington son muy frecuentes por lo que presentan deterioro cognitivo, baja autoestima, depresión y ansiedad. 

"Se desarrolla producto de un defecto hereditario en un gen."

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad de Huntington?

En la actualidad no existe un tratamiento curativo para esta enfermedad, pero suelen utilizarse medicamentos antipsicóticos, antidepresivos, estabilizadores del ánimo para disminuir los síntomas que esta enfermedad refiere.

También se suele abordar de forma multidisciplinaria con psiquiatras, terapeutas de lenguaje, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.

El tratamiento fisioterapéutico se enfoca en mejorar la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación en los movimientos. Para ello se utiliza la reeducación postural, estiramientos musculares, el método Perfetti, la terapia Vojta entre otras técnicas de rehabilitación neurológica.