Hueso Astrágalo

Definición

El astragalus o astrágalo es un elemento óseo que forma parte del esqueleto del pie. Está caracterizado por ser de corto tamaño y por tener la porción superior plana. Se encuentra unido a los otros elementos del tarso formando la articulación astragalocalcánea y la astragaloescafoidea. Así mismo, anatómicamente está formado por cabeza, cuello, cresta y diferentes carillas que hacen que este elemento se convierta en único e importante.

La anatomía del pie está compuesta por múltiples estructuras, que trabajan al unísono, para lograr que el pie pueda realizar sus respectivos movimientos, y que así la persona pueda realizar las actividades de la vida diaria. El astragalus, es un elemento del tobillo, que tiene variadas funciones y del cual te daremos información en el siguiente artículo:

“Hueso corto del tarso (tobillo), que se fractura por actividades aceleradas, y que requiere de tratamiento rehabilitador y posible cirugía”

¿Qué significa la palabra astrágalo?

Según la historia, la palabra astrágalo tiene como origen dos lenguas, estas son el latín y el griego. Y de acuerdo a estas dos raíces el vocablo “Astragalus” significa “huesecillo” y “vértebra”.

¿Dónde está el astrágalo?

El astrágalo está localizado en los miembros inferiores, específicamente en la parte distal (tobillo y pie), esta estructura además forma parte del tarso y se encuentra unido por su lado inferior al calcáneo y por su área delantera se fusiona con el escafoides.

Para saber más sobre el tarso y sus partes, te invitamos a ingresar aquí.

¿Qué función cumple el hueso astrágalo?

El astrágalo es esencial para que la biomecánica del pie y del tobillo se pueda dar, ya que este hueso se une con diferentes elementos óseos del tarso y además se articula con la tibia y el peroné, formando así la articulación tibiotarsiana. También podemos encontrarnos que participa en:

  • Actividades como caminar y levantarse.
  • Movimientos de flexión, extensión, eversión e inversión del tobillo.
  • Soportar el peso del cuerpo.
  • Interviene en el equilibrio que se necesita para poder desplazarse de un lugar a otro.

¿Cómo se lesiona el astrágalo?

Los problemas que comúnmente encontramos en el astragalus son los Esguinces, Fracturas y Osteocondritis, las cuales son ocasionadas mayormente por traumatismos y actividades deportivas que involucran actividades repetitivas e intensas. Normalmente, podemos observar que cuando estas patologías aparecen, hay mucha presencia de dolor, edema y en muchas ocasiones incapacidad para realizar actividades.

Todas las lesiones mencionadas, deben ser tratadas correctamente, para poder recuperar la salud de los pies. Tanto el tratamiento médico como el tratamiento de fisioterapia van a depender de qué tan comprometida está la zona, y ambos te ayudarán a sanar el hueso, el tejido articular (cartílago) y el muscular.

“Las fracturas son las lesiones más comunes que afectan a los huesos, y generalmente necesitan de cirugía”

En el caso de que la lesión incluya fractura o esguince, y dependiendo de la intensidad del daño, nos encontraremos como síntoma principal el dolor. Además, en ciertas ocasiones se podrá necesitar inmovilización por un tiempo, y después se deberá realizar ejercicios terapéuticos para poder fortalecer el tobillo y pie.