Hueso occipital

Definición

El occipital es un elemento óseo que forma una parte importante del cráneo, este hueso está acompañado del parietal, frontal, temporal, etmoides y del esfenoides. Esta estructura, al igual que las otras zonas de la cavidad craneal, está compuesto por distintas porciones que se unen para formar la totalidad del occipital.

Los huesos del cráneo son diversos elementos óseos que se encargan de cubrir y resguardar las zonas blandas de la cabeza, una de sus partes es el hueso occipital, el cual cumple con funciones específicas debido a su localización. A continuación se dará información sobre su anatomía, sus partes y función:

“Hueso del cráneo que alberga al lóbulo occipital”

¿Cómo está formado el hueso occipital?

Cuando ya se es adulto, el occipital termina de fusionar sus 4 partes, estas son la apófisis basilar, las masas laterales y la escama occipital, y es así que se forma el orificio o agujero occipital.

En la apófisis basilar se ubican una cara exocraneal en la que encontramos al tubérculo faríngeo y la cara endocraneal la cual en anatomía es importante porque se relaciona directamente con la protuberancia anular.

“En la apófisis basilar, se encuentra la protuberancia anular, esencial para las conexiones en el sistema nervioso central”

Además de las zonas antes mencionadas, encontramos una línea de unión, conocida como sutura lambdoidea, la cual está encargada de crear una fusión entre el hueso parietal con los costados del occipital. A aparte de unirse con el parietal, también se une con el hueso esfenoides y con la porción petrosa del temporal.

¿Qué significa occipital?

La descendencia del término occipital, viene de la lengua latín, en la cual la palabra “occipitis”, es aquel vocablo utilizado para definir aquella zona postero-superior del cuello, conocida comúnmente como nuca

¿De dónde es el hueso occipital?

Este hueso está localizado en la zona postero-inferior del cráneo y tiene un rasgo muy característico, comparándolo con los otros elementos de la cavidad craneal, por tener forma de polígono y un agujero, llamado foramen magnum, por el que transitan distintos elementos nerviosos. 

“Entre sus partes importantes tenemos al agujero occipital, la apófisis basilar,  las masas laterales, la escama occipital y una línea llamada sutura lambdoidea”

¿Qué función tiene el occipital?

En el centro de este hueso, encontramos un agujero, conocido como foramen magnum, por el cual transcurren los diferentes elementos del sistema nervioso, como es el caso del bulbo raquídeo. Además se encarga de que se pueda mantener la comunicación entre el cráneo con el agujero raquídeo o espinal, es decir, que permite que los nervios y arterias sean transferidos al resto del cuerpo.

Más información sobre el agujero raquídeo.

Así mismo, por dentro de la cavidad craneal, específicamente por la parte interna del occipital, encontramos el lóbulo occipital, el cual posee funciones importantes para la visión.

“El agujero occipital sirve como un canal para el tránsito del nervio espinal y del sistema arterial”

Igualmente, tenemos al cóndilo, tubérculo y la apófisis yugular, todas estas áreas, y las mencionadas anteriormente, son importantes ya que sirven de anclaje y vía para el músculo recto anterior menor y mayor, recto lateral; para los nervios glosofaríngeo, espinal, hipogloso; las arterias meníngea, faríngea, occipital, y finalmente para la vena yugular interna. 

Lesiones en el hueso occipital

Las fracturas son las lesiones que alteran más comúnmente a este hueso, debido a que las caídas de grandes alturas, en las que se compacta la parte posterior de la cabeza contra una superficie dura, resultan ser muy comunes, sobre todo en los niños que están aprendiendo a caminar.