laxitud

Definición

La laxitud articular es una alteración que se caracteriza por un mayor grado de distensibilidad de las articulaciones, tanto en movimientos pasivos como en la movilización activa de un segmento corporal. 

Las articulaciones son parte importante del sistema locomotor ya que le dan el sostén y estabilidad al cuerpo humano, alguna alteración o disfunción en las articulaciones puede generar una inestabilidad en ella, por lo que el tratamiento de fortalecimiento articular y muscular es indispensable. 

"La laxitud articular es una alteración que se caracteriza por un mayor grado de distensibilidad de las articulaciones."

Es una característica del tejido conectivo que le permite al sistema musculoesquelético un mayor rango de movimiento articular. También suele denominarse hipermovilidad articular o laxitud ligamentosa. 

¿Cuáles son los síntomas de la laxitud articular?

Los síntomas presentes producto de la hipermovilidad articular son variables, pero dentro de los más frecuentes se encuentran el dolor muscular y de las articulaciones con mayor prevalencia a nivel de los miembros inferiores producto de las sobrecargas en alguna articulación.  

En ciertos casos suele generar derrames articulares sobre todo a nivel de las rodillas, y puede acompañarse de chasquidos de la articulación. 

Esta condición de hipermovilidad articular suele producir lesiones de tejidos blandos con mayor frecuencia como por ejemplo esguinces, capsulitis, tendinitis, luxaciones, escoliosis y deformidades en los pies como el pie plano

De igual forma estudios han indicado que las personas que sufren de hipermovilidad articular tienen mayor probabilidad de sufrir de varices y hernias. Por último se ha confirmado que los síntomas de la hipermovilidad articular están asociados a trastornos de ansiedad.

¿Cuál es el tratamiento laxitud articular?

El abordaje desde el área fisioterapéutica está encaminado en tratar el dolor y la inestabilidad que esta alteración suele producir, por lo que los ejercicios isométricos que son de poca carga son parte del tratamiento, así como el estiramiento muscular.

El objetivo del tratamiento es prevenir lesiones a nivel musculoesquelético producto de esta alteración, además es recomendable evitar el sedentarismo y la práctica de deportes de alto impacto.