Músculo poplíteo

Definición

El músculo poplíteo es un tejido pequeño que se ubica por detrás de la rodilla y que recorre un espacio limitado de la zona denominada poplítea. Este tejido muscular tiene menor tamaño en comparación con los otros, pero tiene acción sobre el movimiento de la articulación femorotibial.

Las estructuras duras como los huesos se mantienen en su posición gracias a la presencia de fascia, tendones, ligamentos y músculos que se localizan en todo el cuerpo, incluso en lugares como el oído, zona poplítea, el carpo y el cráneo.

"El poplíteo se localiza en el hueco poplíteo por encima del tríceps sural y todas las partes que lo componen"

¿Dónde queda el músculo poplíteo?

Forma parte de la anatomía de la pierna y se sitúa únicamente en la mitad del miembro inferior en la zona posterior de la rodilla (hueco poplíteo). Por lo que forma parte de la anatomía de las piernas.

¿Cuál es el origen e inserción del músculo poplíteo?

Las fibras del músculo se originan en una zona pequeña del cóndilo externo del fémur y se dirigen hacia inferior pasando por el lateral de la articulación, luego cruzan hacia el hueso llamado tibia y se insertan en el área posterior del mismo.

¿Cuál es la inervación del músculo poplíteo?

Las ramas que se encargan de la inervación de las fibras musculares del poplíteo son aquellas que provienen del nervio tibial que tienen su origen en el plexo sacro al final de las vértebras de la columna.

¿Para qué sirve el músculo poplíteo?

Es un músculo que sirve para ejercer el movimiento de flexión de la rodilla, pero que además está diseñado para realizar rotación interna de la misma articulación cuando esta se encuentra flexionada.

"La lesión más común del poplíteo es la tendinitis y suele ser causada por actividades excesivas tal como ocurre cuando se realizan ejercicios que implican correr"

Entonces es un tejido necesario para la funcionalidad de la zona, por lo que cuando se lesiona, tal como ocurre con la tendinitis se producirá dolor y otros síntomas que dificultarán el movimiento articular. Siendo necesario que la persona asista al médico y posteriormente a terapia física para poder recuperarse de la lesión.