Neuritis

Definición

La neuritis es la inflamación de uno o más nervios, se caracteriza por la presencia de dolor en el recorrido del nervio afectado.

El sistema nervioso es una red especializada encargada de organizar y dirigir las acciones del cuerpo, las lesiones o alteraciones en este sistema pueden presentarse de forma progresiva o súbita, dejando problemas, afecciones o lesiones graves en el.

"La neuritis es la inflamación de uno o más nervios."

¿Por qué se produce la neuritis?

Puede ser causada por lesiones directas sobre el nervio, procesos infecciosos o por enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple).

Una herida o deficiencias alimentarias pueden provocar neuritis, además otras causas como el alcoholismo y falta de vitamina B pueden desencadenar esta patología.

¿Qué estructuras afecta la neuritis?

La neuritis puede afectar cualquier zona del cuerpo, ya que en él es amplio el recorrido del sistema nervioso. Generalmente la neuritis suele afectar los ojos (neuritis óptica), la zona costal (neuritis intercostal), y la zona del nervio vestibular (neuritis vestibular). 

¿Cuáles son los síntomas de la neuritis?

Los síntomas más comunes son dolor, generalmente de carácter urente o punzante, sensación de hormigueo, alteraciones sensoriales, entumecimiento, hipersensibilidad, pérdida de la fuerza muscular, alteración del arco reflejo, alteraciones de la circulación.

Pero esto dependerá de la zona del nervio afectada ya que en la neuritis vestibular se suelen presentar mareos y náuseas.

En el caso de la neuritis intercostal el dolor suele ser muy incómodo, debido a que se exacerba con los movimientos respiratorios.

"El principal síntoma es el dolor, generalmente de carácter urente o punzante."

¿Cuál es el tratamiento de la neuritis?

El tratamiento de la neuritis va dirigido a aliviar la inflamación y el dolor de la zona afectada para ello se utilizan medicamentos analgésicos.

El abordaje de la fisioterapia también va orientado en disminuir la inflamación y el dolor de la zona para ello se utilizan técnicas como la crioterapia, electroterapia, punción seca, masaje terapéutico, kinesiotaping, estiramientos musculares, entre otros.